Obama, en su visita relámpago, pide consolidar la alianza con España

stop

El presidente norteamericano condensa su estadía a una maratón de 24 horas. Con el rey Felipe VI coincidieron en mantener intereses en seguridad

Barack Obama con Felipe VI en el Palacio de Oriente. / Reuters

Barcelona, 10 de julio de 2016 (12:37 CET)

Fue una visita exprés, de esas que se terminan realizando más por cortesía que por decisiones estratégicas. Tras ocho años al frente de la Casa Blanca, Barack Obama realizó su primera visita oficial a España cuando ya está a pocos meses de abandonar su cargo. Y lo hace a un país que carece de gobierno investido hace más de seis meses.

Además, el programa fue 'recortado' a la mitad por los violentos incidentes de Dallas, en donde murieron cinco policías blancos a manos de un francotirador negro, en medio de protestas por el accionar de las fuerzas de seguridad contra los ciudadanos afroamericanos.

Obama canceló la visita turística que tenía pensado realizar en Sevilla, y llegó a bordo del Air Force One en la noche del sábado. Al pie de la pista lo esperaba Felipe VI, con quien se volvió a encontrar por la mañana del domingo en el Palacio de Oriente, en Madrid.

Recuerdos de juventud

"Me habría gustado quedarme más tiempo", lamentó el presidente estadounidense, y en una breve intervención, dijo que más que aliados, España y Estados Unidos son "países que comparten los mismos ideales, entre ellos la libertad y el respeto al Estado de Derecho".

En rigor, no es la primera vez que Obama pisa suelo español: ya había pasado en su juventud, cuando tenía 26 años y viajó por Madrid y Barcelona, en un periplo europeo que lo llevó a cruzar a África en búsqueda de la familia de su padre, nativo de Kenya. "Era joven, llevaba una mochila a la espalda, iba andando a todas partes y comía en plan barato", recordó.

Por el mediodía se reunirá con Mariano Rajoy en La Moncloa, y luego departirá brevemente con Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y con Albert Rivera en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid)

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad