Obama 'pasa la tijera' al presupuesto ante la falta de acuerdo entre demócratas y republicanos

stop

Los recortes ascenderán a 85.000 millones de dólares y se destruirán cerca de 750.000 empleos

Barack Obama

02 de marzo de 2013 (09:27 CET)

Las discrepancias entre demócratas y republicanos pasará factura a Estados Unidos (EEUU). El presidente Barack Obama ha firmado un drástico ajuste de los presupuestos de 85.000 millones de dólares (cerca de 65.000 millones de euros), según ha confirmado la Casa Blanca. Este tijeretazo afectará principalmente a las partidas de Defensa, Sanidad y  a las destinadas a programas sociales.

"Por la presente, ordeno que las partidas presupuestarias de cada una de las cuentas de los Presupuestos no exentas sean reducidas en el importe calculado por la Oficina de Administración y Presupuesto", reza la orden suscrita por el presidente de Estados Unidos (EEUU).

Recorte del gasto público y subida de precios 

La orden firmada pone en vigor un recorte del gasto en Defensa del 7,8% y del 5% en aquellas partidas no dirigidas a Defensa, de acuerdo con el informe de la Oficina de Administración y Presupuesto remitido al Congreso estadounidense.

En concreto, el ajuste presupuestario afectará de forma inmediata a las subvenciones del Estado y a las ayudas a los parados de larga duración, entre otros, mientras que otras partidas sufrirán los recortes a partir del mes de abril.

Será en abril, precisamente, cuando la ciudadanía percibirá los efectos del "secuestro" presupuestario --tal y como se llama a este ajuste-- según han vaticinado analistas y funcionarios estadounidenses. También se registrará un aumento de los precios y la reducción del suministro de productos en los sectores más afectados.

750.000 puestos de trabajo menos 

En las próximas semanas, la Administración estadounidense, a través de sus agencias y departamentos, notificará a sus empleados, clientes y a las autoridades locales y estatales en qué medida repercutirá este duro ajuste de los presupuestos a sus contratos y cuentas.

Obama admitió que el impacto de la activación de estos recortes en los programas federales reducirá "más de medio punto" la tasa de crecimiento económico (hasta el 0,7 según la Oficina de Administración y Presupuesto) y se traducirá en la pérdida de unos 750.000 empleos.

Funcionarios 

En Defensa, 800.000 empleados del sector sufrirán una rebaja salarial del 20%, mientras en Educación, la reducción de la ayuda a los colegios supondrá el ajuste del sueldo de unos 10.000 profesores y 7.200 especialistas que tratan a niños con discapacidad. Pero eso no es todo. Cerca de 14.000 profesores de guarderías perderán su trabajo, lo que afectará a unos 70.000 niños menores de cinco años.

Asimismo, a contratación de personal aeroportuario se congelará, habrán despidos y se reducirá la jornada de unos 50.000 empleados. El "secuestro" también afectará a los científicos y los estudiantes. Hasta 12.000 sufrirán reducciones en sus presupuestos.

Falta de acuerdo
 

Aunque durante los últimos meses tanto los republicanos como los demócratas habían insistido en la importancia de acordar como aplicar los recortes en el gasto público y así evitar la activación de este plan automático de ajustes. 

Pero las diferencias entre ambos partidos han roto con cualquier posibilidad de acuerdo. Los republicanos rechazaban de forma categórica cualquier subida de impuestos y abogaban por el recorte del gasto público. Los demócratas junto al presidente Obama apostaban por una combinación de aumento de la carga fiscal y un ajuste de los Presupuestos.

Para Obama, este "secuestro" presupuestario "no es el apocalipsis, sólo algo estúpido". El presidente de Estados Unidos ha prometido que pese a los duros ajustes el país "saldrá de ésta".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad