El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en el acto con el que el partido inicia su campaña electoral, hoy en la plaza del museo del Reina Sofía, en Madrid. Foto: EFE/JCH

Pablo Iglesias pasa cuentas con Manuela Carmena en su regreso

stop

Después de tres meses de silencio y de degradación interna en Podemos, Iglesias proclama: "Hemos dado vergüenza ajena"

Alessandro Solís

Economía Digital

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en el acto con el que el partido inicia su campaña electoral, hoy en la plaza del museo del Reina Sofía, en Madrid. Foto: EFE/JCH

Barcelona, 23 de marzo de 2019 (21:36 CET)

Pablo Iglesias regresó este sábado a la arena política con un discurso encendido, casi volcánico. Alejado de la primera línea durante tres meses, el líder de Podemos ha visto cómo su formación se resquebrajaba durante este tiempo y así tuvo que admitirlo tras una pausa dramática: "Hemos dado vergüenza ajena con nuestras peleas internas".

Después de tres meses de un silencio casi completo, debido a su permiso de paternidad, el secretario general de Podemos volvió con ganas de desahogarse. Habló mucho y tuvo que reconocer el mal momento que atraviesa el partido, enormemente sacudido por sus divisiones internas.

Al confundador de Podemos, Íñigo Errejón, no lo mencionó de nombre, pero se le entendió todo. Más explícito fue con Maniuela Carmena, de quien dijo que se siente orgulloso que llegara a la alcaldía de Madrid "gracias a Podemos".

Iglesias no siente la gratitud de Carmena y por eso emplazó a la alcaldesa y líder de Más Madrid (el partido por el que Errejón optará a la Comunidad de Madrid) a hacer público a quién va a votar el 28-A porque ni siquiera tiene ese voto garantizado.

"Los madrileños merecen saber a quién va a votar y no me hago ilusiones", dijo Iglesias. "Pero vote a quien vote en unas elecciones históricas para todos los ciudadanos creo que la gente no va a tolerar que alguien se ponga de lado y no diga a quién va a votar". Y reprochó a la alcaldesa no haber tenido "altura" para "caminar juntos".

El vertido de críticas, algunas más sutiles que otras, lo realizó minutos después de reconocerse atribulado por el rumbo de "peleas por los sillones, los cargos, la visibilidad" de Podemos en los últimos meses. Afirmó, incluso, que actuaron "como un partido más". Y, al menos en cuanto a los ataques a los adversarios, continuó haciéndolo.

Iglesias: "A Sánchez le tiemblan las piernas"

El largo discurso de Iglesias este sábado en la Plaza del Museo Reina Sofía, en Madrid, en un acto en el que también participaron la número dos Irene Montero; el secretario de organización, Pablo Echenique; y el coordinador estatal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, fue también un repaso por sus artículos favoritos de la Constitución.

Esta ojeada a la Carta Magna sirvió para cargar contra los partidos "constitucionalistas", entre los que, además del PP, Ciudadanos y Vox, metió al PSOE. "Albert Rivera, Santiago Abascal, Pedro SánchezPablo Casado no creen en la Constitución. La convierten en una piedra para tirársela a los rivales".

Iglesias dedicó varios minutos a repasar la alianza de Podemos con el PSOE y explicó que quienes les acusan de "ingenuos" por haber "agrandado a Sánchez y luego no cumplió". "Cumplimos con nuestro deber y eso está por encima de cualquier elemento de táctica política. Hay gente del PSOE de toda la vida que me lo ha reconocido: 'si no fuera por vosotros mi partido estaría gobernando con Ciudadanos ", dijo.

También cargó contra Sánchez por apoyar el 155 y pedir la reprobación de Soraya Sáenz de Santamaría para después retractarse. "Le tiemblan las piernas", sentenció, y afirmó que así no se resuelve la crisis catalana.

Así da inicio la precampaña de Podemos para las elecciones generales de abril y los comicios de mayo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad