Pedro Sánchez descarta la coalición con Pablo Casado

stop

"No vamos a hacer ninguna gran coalición con el PP", se compromete Sánchez a pesar de que, según las encuestas, sería la única mayoría estable

Marcos Pardeiro

Economía Digital

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, arrancó la campaña electoral en Sevilla pidiendo que el 10N se vaya a votar "en masa, con más fuerza y más rotundidad
El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, arrancó la campaña electoral en Sevilla pidiendo que el 10N se vaya a votar "en masa, con más fuerza y más rotundidad

Barcelona, de ( CET)

Pedro Sánchez ha descartado este viernes un gobierno de coalición junto a Pablo Casado después de las elecciones generales del 10 de noviembre. 

"No vamos a hacer ninguna gran coalición con el PP", se ha comprometido el candidato del PSOE en un intento de neutralizar así la campaña del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que lleva varios días advirtiendo de que éste es el pacto por el que suspira Sánchez.

Las últimas encuestas publicadas coinciden en que existe un empate entre los bloques de izquierda y de derecha, lo que significa que ninguno de ellos tiene a su alcance la mayoría asboluta en el Congreso (176 escaños).

Los mismos sondeos también constatan que la suma de PSOE y de Ciudadanos tampoco lograría la mayoría absoluta, a diferencia de lo que ocurrió tras las elecciones del 28 de abril.

Sánchez y el voto de la izquierda

Así las cosas, el único pacto estable sería el de PSOE y PP. Pero Sánchez se ha apresurado este viernes desde Vitoria, con la campaña recién estrenada (comenzó la pasada medianoche), a rechazar un gobierno conjunto con Casado. "Los progresistas no deben tener ningún temor", subrayó.

Tras intentar poner fin a los ataques de Iglesias con este compromiso, Sánchez pasó a la ofensiva contra el líder de Podemos. "¿Va a seguir usted bloqueando un Gobierno progresista liderado por el PSOE por quinta vez?", se preguntó.

La Plaza de esta semana analiza el arranque de la campaña marcada por los disturbios en Cataluña y las expectativas de Sánchez

El secretario general del PSOE intenta de esta manera aglutinar el voto de izquierdas en torno a su candidatura y tratar de remontar sus expectativas electorales, dismunuidas desde hace algunas semanas.

Los socialistas no logran romper la cifra de 123 escaños que consiguieron el pasado mes de abril y, de hecho, están perdiendo ese techo, según los estudios demoscópicos más recientes.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad