El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE

Pedro Sánchez dinamita el Senado con ayuda de los independentistas

stop

ERC firma la propuesta de reforma de la ley de estabilidad presupuestaria, mientras el Pdecat la apoya pero prefiere un decreto ley

Barcelona, 25 de agosto de 2018 (10:35 CET)

El Gobierno de Pedro Sánchez cuenta con el apoyo a medias del independentismo para tumbar al Senado en aras de relajar al déficit. Mientras ERC firmó la propuesta de reforma de la ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera impulsada por el PSOE y Podemos, la proposición prescinde del apoyo del Pdecat.

No obstante, la negativa del Pdecat es por la forma y no por el fondo. El portavoz Carles Campuzano aclaró el viernes que el grupo está de acuerdo con la reforma del artículo pero prefiere un decreto ley. La proposición también cuenta con la firma de Compromís.

PSOE, Podemos y el independentismo quitan tracción al PP en el Senado

La reforma elimina el poder de veto que estaba reservado para el Senado, donde el PP cuenta con una mayoría significativa. La propuesta modificaría el apartado 6 del artículo 15, que exige que el techo del gasto debe ser aprobado por el Congreso y el Senado.

"Si aprobados los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública por el Congreso, los mismos fuesen rechazados por el Senado, dichos objetivos se someterán a nueva votación en el Pleno del Congreso, aprobándose si este los ratifica por mayoría simple", lee el proyecto.

De esta forma, Sánchez pretende que el PP no pueda tumbar el techo del gasto y los presupuestos. Por su parte, el independentismo, Podemos y Compromís ahora esperan a que el Gobierno explique su plan para relajar el gasto. 

El Gobierno admite que la reforma retrasará la aprobación del techo del gasto y los presupuestos de 2019

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, recordó el viernes que la situación en la que el Senado tiene la última palabra para el techo del gasto ya fue desaconsejada por el Consejo de Estado en 2012, cuando el PP modificó la ley de estabilidad presupuestaria de 2007.

El PSOE y Podemos pactaron la reforma a comienzos de la semana, y presentaron la tramitación por la vía rápida. Sin embargo, la reforma retrasará la aprobación del techo del gasto y los presupuestos de 2019, que muy posiblemente no serán presentados antes del 30 de septiembre, como establece la ley.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad