Pedro Sánchez, ¿el hombre encubierto del aparato del PSOE?

stop

PRIMARIAS SOCIALISTAS

Pedro Sánchez, Eduardo Madina y Pérez Tapias

29 de junio de 2014 (14:05 CET)

El PSOE necesita un nuevo dirigente que aporte credibilidad al proyecto socialista, y lo necesita en dos direcciones: para ganar la confianza de las clases medias, muy castigadas por la crisis, pero también para ser un referente en la izquierda, convulsionada por fenómenos como el de Podemos.

Y los dos candidatos a la secretaría general del partido concitan apoyos dispares. Pedro Sánchez, tras una encuesta realizada entre los diputados en el Congreso, se sitúa como favorito, con la confianza del 43,3% de los consultados, por el 28,4% de los que prefieren a Eduardo Madina.

Pero, cuando la pregunta se traslada a las bases socialistas, es Eduardo Madina el que gana la primera posición, con el 41% de los encuestados, por el 22% de José Antonio Pérez Tapias y el 10% de Pedro Sánchez. Ésta segunda encuesta responde al Barómetro de bases, realizada a los militantes y simpatizantes socialistas.

Madina, más 'catalán'

Pedro Sánchez está siendo señalado como el posible candidato de una buena parte del aparato del partido, o por aquellos que mejor quieren guardar las esencias socialistas, y el ganador, por tanto, en las elecciones primarias del 13 de julio.

En el sondeo realizado a los diputados, por la agencia Europa Press, la muestra recoge al 80% de los 110 diputados en el Congreso. Y es significativo los que apuestan, claramente, por Sánchez. Son un total de 36, como los baleares Pablo Martín Peré y Sofía Hernanz, las catalanas Teresa Cunillera e Isabel López Chamosa, el canario José Segura, el castellanoleonés Juan Luis Gordo y la castellano-manchega Magdalena Valerio. La mayoría de sus partidarios procede de Andalucía, seguido de Comunidad Valenciana, Catalunya, Castilla y León y Madrid.

Por Madina apuestan un total de 23, lo que representa un respaldo del 28,4%. Muchos de sus partidarios proclaman su apoyo, como los extremeños Nacho Sánchez Amor y Leire Iglesias, la gallega Laura Seara, las canarias Patricia Hernández y Pilar Grande, o la catalana Meritxell Batet. Los diputados que le apoyan están muy repartidos por todas las comunidades, aunque destaca el respaldo de los de Catalunya.

Andalucía, como árbitro

El hecho es que Madina ha reclamado a la dirección del PSOE que explique de dónde han salido los avales, con una distancia de 16.000 entre Sánchez y él mismo.

El origen de esos avales evidencia que algunas federaciones, como la de Andalucía, pueden romper el equilibrio si se inclinan por uno de los dos candidatos mejor posicionados.

Y el conjunto del PSOE lo que desea ahora es que, gane quien gane, obtenga el mayor consenso posible, porque los socialistas viven una delicada situación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad