Pedro Sánchez y la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero. EFE/Kiko Huesca

Pedro Sánchez hinchó en 9.000 millones la recaudación fiscal

stop

Los cálculos de Gestha, la asociación de técnicos de Hacienda, indican que el agujero fiscal afectará sobre todo a la financiación autonómica y local

Madrid, 24 de octubre de 2019 (16:23 CET)

Los ingresos fiscales crecerán un 2% en 2019 respecto al año anterior, pero aún así será una cifra inferior a los previstos por el Gobierno que lidera Pedro Sánchez. Según las previsiones de la asociación de técnicos de Hacienda Gestha, la recaudación fiscal a final de año será de 212.958 millones de euros, 8.734 millones menos que los cálculos del Ejecutivo en funciones, 221.692 millones. No obstante, el montante supone un aumento de 4.273 millones de euros respecto a lo recaudado en 2018. 

Estas estimaciones afectarán significativamente a la financiación autonómica y local, que perderán 4.200 millones de euros y 300 millones respectivamente cuando se liquiden las entregas a cuenta en 2021, según explicaron en rueda de prensa el presidente de Gestha, Carlos Cruzado, el secretario general, José María Molinero, y Carlos Fernández, portavoz de la entidad en Canarias, donde ha tenido lugar el congreso anual del organismo. 

El Ejecutivo en funciones envió hace una semana el borrador de los presupuestos generales para 2020 recibiendo la reprimenda de la Comisión Europea esta semana. En materia impositiva, el Gobierno de Sánchez apenas ha tocado superficialmente uno de los temas más impopulares cuando se acerca la campaña electoral, resaltando que la subida de impuestos se aplicaría a las rentas más altas. "Quienes más capacidad económica tienen deben contribuir en mayor medida a la garantía de los derechos sociales. Con más progresividad podremos converger con el esfuerzo realizado en los países de nuestro entorno", señaló esta semana la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero

Los datos de los técnicos también indican que los nuevos cálculos incidirán en determinados impuestos, como el de Sociedades, cuya recaudación apenas alcanzará 25.000 millones de euros este año. Esto supone una pérdida de casi 20.000 millones de euros respecto a los años anteriores a la crisis, en concreto, a la cifra de 2007, 19.819 millones, un 44,2% más que lo que se recaudará en 2019.

Siguiendo con el Impuesto de Sociedades, en 2016, los tipos efectivos que generó este impuesto en empresas integradas en grupos fue del 6,08% sobre sus beneficios, y en el caso de las empresas no integradas en grupos, el porcentaje fue del 15,41%. 

Según Cruzado, la recaudación en este impuesto es "el segundo mayor agujero" de la política fiscal en España, solo "por detrás" del fraude. En este sentido, el presidente de Gestha ha señalado que la elusión fiscal de las corporaciones trasnacionales es uno de los mayores problemas del sistema recaudatorio español. 

La necesidad de una reforma fiscal

En opinión de los técnicos de Hacienda, España necesita "una reforma fiscal integral" para poder garantizar la sostenibilidad. Gestha considera que esta reforma, que requeriría "cierta armonización" de impuestos como el de patrimonio y el de sucesiones -para evitar la competencia fiscal entre comunidades- se abordará tras las elecciones generales del próximo 10-N si finalmente se logra constituir un Gobierno con plenitud de funciones. 

Cruzado considera también que se deberían llevar a cabo medidas de control del gasto público incluyendo la exigencia de responsabilidades a altos cargos que administran al margen de los principios de "economía, eficacia y eficiencia". En este sentido, el presidente de Gestha ha señalado como ejemplos a las proyecciones de infraestructuras a las que luego no se les da uso, como puertos, aeropuertos o centros culturales. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad