Pedro Sánchez y Quim Torra se saludan antes de su renión en el Palacio de La Moncloa en Madrid del pasado julio. EFE/Ballesteros

Pedro Sánchez ofrece a Quim Torra una cita a su gusto

stop

El Gobierno comunica la disposición del presidente para acudir el 21 de diciembre al Palau de la Generalitat

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Pedro Sánchez y Quim Torra se saludan antes de su renión en el Palacio de La Moncloa en Madrid del pasado julio. EFE/Ballesteros

Barcelona, 12 de noviembre de 2018 (11:05 CET)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comunicó la pasada semana su disposición para entrevistarse con el titular de la Generalitat, Quim Torra, aprovechando la reunión extraordinaria que el consejo ministros celebrará en Barcelona el próximo 21 de diciembre. Y ahora vuelve a la carga.

El ofrecimiento de Sánchez, hecho en una rueda de prensa y no a través de conductos privados, descolocó a Torra, que evitó dar respuesta alguna por el temor a que la entrevista no sirviera para escenificar una relación bilateral entre presidentes. El gabinete de Torra, obsesionado con la cuestión de la bilateralidad, da una importancia crucial al lugar de la cita y descartó por completo acudir al encuentro de Sánchez en la delegación del Gobierno en Cataluña.

Pero el Gobierno ha ofrecido finalmente una entrevista al gusto de Torra, puesto que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha confirmado la predisposición de Sánchez a acudir al Palau de la Generalitat el mencionado 21 de diciembre.

"Estoy segura que el 21 de diciembre, si el consejo de ministros es en Barcelona, Sánchez saludará y se reunirá con total lealtad y normalidad con el presidente de todos los catalanes", afirmó Calvo en declaraciones a TV3.

La suspicacia del Pdecat

La dirección del Pdecat observa con enorme suspicacia la entrevista ofrecida por el Gobierno el 21 de diciembre porque considera que la cita entre Sánchez y Torra no debe verse eclipsada por la reunión extraordinaria del consejo de ministros en Barcelona, sino que debe celebrarse otro día.

El Gobierno, por su parte, intenta poner toda la carne en el asador para sacar adelante la entrevista sin dar importancia a que la cita tenga lugar en el Palau de la Generalitat. Al fin y al cabo, consideran en Moncloa, Sánchez ya celebró recientemente una reunión extraordinaria del consejo de ministros en Sevilla y, luego, acudió al palacio de San Telmo a entrevistarse con la presidenta andaluza, Susana Díaz.

A Sánchez, subrayó Calvo, "le gusta mucho cumplir su palabra" y "le dijo a Torra que le visitaría también en Barcelona y lo hará". "Vendremos el 21-D con total naturalidad y deferencia, y Sánchez le prometió a Torra que le visitaría y lo hará", insistió la vicepresidenta del Gobierno.

Los socialistas intentarán que la reunión sirva para desbloquear los presupuestos, a pesar de que Torra ha solemnizado su rechazo al proyecto de presupuestos del Gobierno. En todo caso, Calvo amplió los temas de la entrevista a la gestión diaria de la administración. 

"Somos un Gobierno que se relaciona cotidianamente con la Generalitat porque nos interesan los problemas que hemos heredado: su financiación, las infraestructuras, la ayuda a la recuperación de su economía o la reconstrucción de la convivencia rota en Cataluña. Nos preocupan y ocupan las verdades de lo que pasa en la vida de Cataluña", argumentó Calvo.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad