Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se muestran "satisfechos" de su encuentro secreto

stop

PACTOS ELECTORALES

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (izquierda), y el líder de Podemos, Pablo Iglesias (derecha)

en Barcelona, 04 de junio de 2015 (09:08 CET)

La cena que protagonizaron este miércoles el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se organizó con tal sigilo que ni se sabe el sitio en el que tuvo lugar. Ambos políticos se limitaron a señalar al final que estaban "satisfechos" del transcurso del encuentro, que duró alrededor de una hora y media y transcurrió en un "clima de cordialidad", según fuentes socialistas.

¿Hablaron de pactos electorales? Más bien establecieron un "canal de comunicación normalizado entre las dos formaciones políticas".

El protagonismo de los líderes territoriales

En cuanto a los posibles acuerdos para facilitar gobiernos municipales y regionales, Iglesias y Sánchez derivaron la responsabilidad de formar Ejecutivos a "los líderes territoriales". "El proceso depende de ellos, no de nosotros, aunque estaremos ahí para facilitarlo", manifestó el líder de Podemos en un comunicado.

El PSOE depende de Podemos para gobernar comunidades como Madrid, la Comunidad Valenciana, Aragón, Baleares o Castilla-La Mancha, mientras que las plataformas ligadas a la formación de Iglesias necesitan el respaldo de los socialistas para hacerse con las alcaldías de municipios como Madrid, Zaragoza, Sevilla o Cádiz.

Nuevo encuentro tras los procesos regionales

Otros temas que se abordaron durante el encuentro fueron la necesidad de regeneración democrática en España, la política europea y la necesidad de tomar cartas ante las emergencias de índole social, como la lucha de la desigualdad y la pobreza.

Tras este primer encuentro, los líderes del PSOE y Podemos se volverán a reunir de forma pública y después de que se cierren los procesos regionales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad