Peregrinación de patronales para pedir a Montoro regímenes especiales

stop

Los sectores turístico, cultural y del automóvil reclaman a Hacienda condiciones excepcionales en la nueva reforma tributaria por considerarse neurálgicos

Montoro, tras el Consejo de Ministros | EFE

27 de mayo de 2014 (20:21 CET)

Mientras el Fondo Monetario Internacional, FMI, reclamó este martes a España el fin de las múltiples excepciones contempladas en los IVA reducido y súper reducido, las patronales de los sectores turísticos, culturales y del automóvil hacen fila para implorar al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, rebajas de impuestos y tributaciones especiales para reactivar las economías de sus sectores.

Cada uno se considera especial. El sector turístico y hotelero no ha dejado de quejarse en los últimos dos años del trato discriminatorio que recibe la locomotora de la economía española. Pese a contar con un IVA reducido del 10%, once puntos menos que en la mayoría de los sectores económicos, los empresarios turísticos se sienten indiscriminados y cosidos a impuestos.

“Queremos un régimen especial para los hoteles, porque está en juego el motor económico de España. Si lo tiene el automóvil, el cine y el sector minero, ¿por qué nosotros no?”, razona Aurelio Vázquez, presidente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca. Los empresarios piden un IVA súper reducido, ventajas fiscales para los hoteles obsoletos que emprendan remodelaciones y abaratar las indemnizaciones para los trabajadores contratados fuera de temporada.

Dinero público para los coches

El sector del automóvil también ha pedido al ministro de Hacienda ventajas competitivas para reactivar la venta de coches, pero no a través de medidas fiscales que le permitan pagar menos impuestos sino por la vía de sino por la vía de subvenciones directas a la compra de vehículos. Los empresarios aseguran que son pilar de empleo.

Montoro ha lanzado cinco planes PIVE, ayudas directas de hasta 3.000 euros por la compra de coches nuevos. La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) explicó este lunes que seguirá demandando al gobierno la continuidad de las subvenciones directas en el corto plazo pero que también reclamara rebajas fiscales para el largo plazo.

Medidas agridulces para la cultura

La industria del cine, que se considera vital para la cultura del país, ha pedido insistentemente la rebaja del IVA. El ministro de Hacienda se ha negado de forma rotunda, aunque en enero ya redujo del 21% al 10% el IVA para la venta de obras de arte y que se ha diseñado como salvación a la feria de arte ARCO.

El Gobierno ha dejado entrever que la reforma fiscal beneficiará al sector cultural pero Montoro se mantiene firme en que el cine deberá seguir pagando el 21% del IVA. El ministro diseña planes de incentivos fiscales vía IRPF pero se resiste a rebajar el IVA porque –asegura— sólo beneficiaría a los grandes estudios de Hollywood.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad