Imagen de una oficina de empleo del Servicio Valenciano de Ocupación y Formación (Labora) de la Generalitat Valenciana

La incertidumbre sobre el empleo crece a pesar de la reactivación

stop

La confianza sobre el futuro de los trabajadores empeora de junio a julio pese al fin del confinamiento y las reincorporaciones de los ERTE

S. I.

Imagen de una oficina de empleo del Servicio Valenciano de Ocupación y Formación (Labora) de la Generalitat Valenciana

13 de agosto de 2020 (20:59 CET)

La desconfianza se cierne sobre el mercado laboral pese a la tímida recuperación del empleo en julio –la Seguridad Social ganó 161.217 cotizantes, el mayor incremento en 12 años– tras el frenazo del confinamiento consecuencia del coronavirus. La población activa en España tiene menos fe en la seguridad laboral, así como en sus aspiraciones financieras y de carrera. 

Así lo defiende el índice de confianza del trabajador publicado este jueves por la red social profesional LinkedIn. El texto defiende que los empleados con capacidad de decisión muestran mayor confianza frente a sus empleados, puesto que identifica al sector de bienes y consumo como el más optimista. En el lado opuesto, periodistas y trabajadores de medios, que "sienten más recelo ante la mejora de las perspectivas de empleo, financieras y progresión profesional".

En cuanto al sector educativo, uno de los más sacudidos durante el confinamiento estricto, ha mostrado una alta confianza en el trabajo y en la carrera, aunque deja claro que existe una mayor incertidumbre en cuanto a las respectivas perspectivas financieras.

El pesimismo se apodera

Según defiende LinkedIn, en el primer análisis, realizado entre el 1 y el 28 de junio, este índice de confianza registró 38 puntos en un rango de -100 a +100, y reveló que la conocida como "Generación Z" (menos de 25 años) y los trabajadores de las pequeñas y medianas empresas eran quienes veían un futuro más claro.

El optimismo se desplomó un mes después. La encuesta de LinkedIn que se realizó entre el 29 de junio y el 26 de julio reflejó una triste realidad: la mirada positiva de los españoles sobre el empleo y sus perspectivas laborales había caído hasta los 34 puntos. 

Las preocupaciones de cada colectivo también ha cambiado en función del puesto que han desempeñado. El 60% de los empleados relacionados con el comercio y el 68% de los vinculados al ámbito educativo prestan más atención a la exposición a personas que no se toman en serio las medidas de seguridad y prevención contra el coronavirus, ya sean compañeros o clientes.

Teletrabajo desigual

Por otro lado, los más preocupados por la higiene del lugar de trabajo son los empleados de la construcción, mientras que los funcionarios y los perfiles tecnológicos se sienten más intranquilos por sus desplazamientos hasta la oficina y la gestión de los espacios comunes a la hora del almuerzo.

La implantación del teletrabajo también ha sido muy desigual en función del sector. Los trabajadores que pertenecen a la rama tecnológica tienen más posibilidades de continuar con sus labores a distancia. Por otro lado, los empleados de la energía, la minería y la construcción son los que han tenido más problemas. 

Los empleados en educación, ocio y turismo son los más dispuestos a dejar el teletrabajo tan pronto como se les permita por una razón, y es que son los que se sienten más obligados a regresar a su lugar de trabajo, aclara la red social, que concluye que no ha detectado ninguna preocupación en el 2 % de los encuestados del sector turístico y en el 19% de los vinculados a la construcción. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad