Podemos arrasa en intención de voto

stop

La formación que lidera Pablo Iglesias superaría al PP y PSOE como la lista más votada

Pablo Iglesias, líder de Podemos.

02 de noviembre de 2014 (10:53 CET)

Veni, vidi, vici. O lo que es lo mismo: Podemos llegó, vio, venció. La formación nació hace apenas ocho meses, y pese a ello ha roto las reglas del juego y ha dibujado un mapa electoral inexistente en más de 30 años de democracia.

El partido que lidera Pablo Iglesias podría ser la primera fuerza política de celebrarse ahora elecciones generales en España, según una encuesta publicada por El País. Podemos se convertiría en la lista más votada, con un 27% de los sufragios.

Iglesias, el mejor valorado

La formación política no sólo superaría a PP y PSOE rompiendo el bipartidismo que ha dominado el hemiciclo. La confianza que genera como partido entre los electores también se la gana su líder, Pablo Iglesias, que se posiciona como el mejor valorado por delante del secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez.

El 33% de las personas que han afirmado su intención de votar a Podemos cree que es el partido que más se acerca ahora a lo que piensan, mientras que un 42% reconoce que les votaría por decepción y desencanto con el resto de partidos.

El votante del PP, desmovilizado

La desafección política juega a favor de Podemos, pero también, la desmovilización y abstención de los votantes del PP. Estos dejarían caer al partido de Mariano Rajoy hasta el 20,7% de resultado estimado sobre voto válido. Siete puntos por debajo de Podemos.

La próxima semana se sabrá el último resultado del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). En él quedará plasmado el escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid o de la dimisión del ministro Alberto Ruiz Gallardón (PP), pero no la operación Púnica.

Desafección ciudadana


Pero de una forma u otra, las encuestas dan fe de que el desencanto generalizado y los casos de corrupción entre las filas del PP y PSOE dan alas a una nueva formación que ha sabido recoger el guante de la desafección ciudadana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad