PP y Ciudadanos estudian denunciar los presupuestos de Carmena en los tribunales

stop

Ahora Madrid y Partido Socialista aprobaron en un pleno reducir el IBI a los comercios y grandes superficies. El cambio de postura ha encendido a la oposición

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Madrid , 29 de octubre de 2015 (15:34 CET)

Los primeros presupuestos de Manuela Carmena podrían ser denunciados por ilegales. Todos los grupos municipales aprobaron en pleno municipal reducir el IBI para los comercios y las grandes superficies (2%) y para las familias numerosas con inmuebles valorados hasta en 400.000 euros. Pero un acuerdo de última hora entre Ahora Madrid y el Partido Socialista para aprobar los presupuestos han hecho que ambos partidos se desdijeran y terminaran aumentando entre 7% y 9% a 7.000 locales comerciales. 

Hubo drama. El jueves ha sido una jornada de tragedia griega en el ex Palacio de Gallardón. El grupo de Ciudadanos y el Partido Popular declararon airados que los acuerdos aprobados en pleno son vinculantes y amenazaron con llevar a los tribunales los primeros presupuestos de Manuela Carmena. Tanto el grupo dirigido por Begoña Villacís como los de Esperanza Aguirre estudiarán acciones legales contra el gobierno de Madrid.

Ahora Madrid y los socialistas anunciaron este jueves la presentación de los primeros presupuestos municipales tras la era Gallardón-Botella, con 4.492 millones de euros de gasto, un 2,39% superior al del año pasado. Ambas formaciones destacaron que se trata de un presupuesto con 84 millones de euros en gasto social, lo que ha satisfecho a las dos formaciones de izquierda.

El enfado de Begoña

Pero el Palacio de Cibeles escenificó ayer el primer drama opositor de la legislatura. Los concejales Carlos Sánchez Mato y Rita Maestre presentaron los presupuestos del 2016 en el salón de prensa. Antes de que los periodistas abandonaran la sala, el grupo municipal socialista tomó el recinto por asalto --y no por consenso, como diría Pablo Iglesias--. Purificación Causapié, de improviso, anunció que la aprobación presupuestaria la había obligado a buscar las cámaras y los medios.

Al terminar la comparecencia socialista en apoyo a los presupuestos, el grupo de Ciudadanos también irrumpió en la sala. Querían criticar los presupuestos y el cambio de postura del gobierno y de los socialistas. Pero Ahora Madrid les negó acceso, según denunciaron. Lo mismo sucedió con el PP, que tuvo que dirigirse a la prensa en un pasillo del Palacio.

Villacís compareció con su tradicional sonrisa borrada, desaparecida. Lucía irritada, se sentía burlada y aseguró que los presupuestos, tal como habían sido presentados, no podían ser aprobados. "Son ilegales", dijo ante la sorpresa de los periodistas siempre acostumbrados a verla sonreir. La joven política aseguró que la alcaldesa no puede desobedecer el pleno como un presidente del gobierno tampoco debe saltarse a un parlamento.

La representación teatral --diría Carmena en La Sexta Noche-- continuó con el portavoz del PP, José Luis Moreno, que avanzó que su partido estudiará  acciones legales contra los presupuestos. Fue el fin de la jornada en la que hablaron todos los grupos municipales. Todos menos uno: el grupo municipal del economista y tertuliano Antonio Miguel Carmona, integrado únicamente por él mismo.

Nadie le avisó del acuerdo entre el PSOE y Ahora Madrid, según explican desde el entorno socialista. Tal vez ha sido un error de bulto. Sin su voto, los presupuestos no pueden ser aprobados. Para que la función termine, Carmona debe hablar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad