Prenafeta pagó 'mordidas' de obra pública al presidente de la Bolsa de BCN, Joan Hortalà, en paraísos fiscales

stop

RESACA DEL CASO PRETORIA

Joan Hortalà y Lluís Prenafeta

Barcelona, 30 de diciembre de 2015 (20:42 CET)

Lluís Prenafeta, ex secretario de Presidencia de la Generalitat entre 1980 y 1990, escondió casi 15 millones de euros en paraísos fiscales. Así lo revela el último auto del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz sobre la investigación del caso Pretoria. El ex lugarteniente de Jordi Pujol habría acumulado esa cantidad gracias a mordidas de obra pública. Entre sus colaboradores más cercanos, se encontraría el presidente de la Bolsa de Barcelona, Joan Hortalà.

Ruz asegura que los fondos de Prenafeta proceden "de sus ilícitas labores de intermediación en adjudicaciones públicas en el ámbito privado". Ese depósito no estaría directamente relacionado con los hechos investigados en la trama Pretoria, centrada en operaciones urbanísticas de poca envergadura en Santa Coloma de Gramenet. Según informa La Vanguardia se trata de dinero procedente de las multinacionales Siemens y Alstom para asegurar la adjudicación de la construcción de centrales eléctricas.

Otros colaboradores

Hortalà --ex consejero de la Generalitat y ex alto cargo de CDC y ERC--, no está imputado en la causa pese a haber recibido dinero irregular en paraísos fiscales. Tampoco lo están otros presuntos colaboradores de Prenafeta en la supuesta labor de manipular los concursos. Entre ellos, figuran el nombre de la propia esposa de Hortalà, María Ángeles Ballvé, presidenta de la sociedad de bolsa GVC.

Otro de los receptores fue Francesc Sanuy, consejero de Comercio y Turismo entre 1980 y 1985 y directivo de Fira de Barcelona. Además, el político convergente fue durante años martillo de herejes contra el sistema financiero catalán y en especial La Caixa. En la lista también está el ex alto cargo socialista Francesc Martí Jusmet, delegado del Gobierno español en Catalunya entre los años 1982 y 1993 y posteriormente representante en España de la compañía eléctrica alemana RWE.

Las cuentas que Prenafeta tenía junto a su esposa se encuentran en la sucursal de Lugano de Banca Rothschild. Una vez llegado allí, el dinero era transferido a la Banca Reig de Andorra, actualmente convertida Andbank. Se trata del mismo banco al que la familia Pujol confió sus fondos irregulares hasta traspasarlos a BPA, entidad que permitió conocer su existencia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad