Profesionales de la órbita socialista se suman al proyecto independentista de Mas

stop

ELECCIONES 25N

Artur Mas y el 'conseller' de Cultura, Ferran Mascarell, en el consejo nacional de CiU / EFE

07 de noviembre de 2012 (21:27 CET)

La mayoría absoluta es el objetivo. Y la cúpula de CiU celebra que ninguna encuesta esté ofreciendo el dato que tanto anhelan. Mejor.

Y aunque los socialistas destacan que se ha producido un cierto descenso en las expectativas de la federación nacionalista, porque no se puede mantener la tensión durante tantos días, CiU va combinando un guión, previamente cocinado, con algunas improvisaciones.

Prueba de ello es lo que ocurrirá este jueves. Un centenar de profesionales de la órbita socialista presentarán el documento Por un estado propio, la cohesión y el progreso social, que es, en realidad, una muestra de apoyo al president Mas. 

Los de la plaza Sant Jaume


Tras ese supuesto manto ideológico progresista, ha estado el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, que ha buscado complicidades desde el primer momento para atraer a personalidades que siempre han estado cercanas a los socialistas catalanes. Ahora ya no.

Entre los firmantes, que estarán hoy en el auditorio del Macba, figuran algunos de los que recibieron, en un acto difícil de entender, al president Mas en la plaza Sant Jaume el día que regresó de Madrid tras su entrevista con Mariano Rajoy: Xavier Rubert de Ventós, ex diputado del PSC en el Congreso, y Salvador Giner. Los dos, en su día, muy ligados a Pasqual Maragall.

Un hombre de Duran Lleida

También han firmado el documento Xavier Bru de Sala, gran defensor en su momento de Josep Antoni Duran Lleida, al que ha considerado siempre como uno de los políticos más brillantes de España y Catalunya.

Y no faltan nombres como el de Ferran Requejo, catedrático de Ciencia Política, que introdujo en España en los años 90 el concepto del federalismo asimétrico, que acogió con entusiasmo Pasqual Maragall. Son, de hecho, los intelectuales federalistas que, en su momento, habían apoyado al socialismo catalán.

Hundir la moral del PSC

También están, hasta un centenar, el diseñador Lluís Juste de Nin; el ex responsable de Ciutadans pel Canvi, --la plataforma que impulsó Pasqual Maragall-- Gabriel Fernández Díaz; el ex diputado del PSC Pere Aiguadé o Betona Comín, también ligada en su momento a la plataforma de Maragall.

Con esa maniobra, CiU cree que podrá conseguir los apoyos suficientes para lograr la mayoría absoluta y, de paso, hundir la moral del PSC.

El paso atrás de Mas

La otra prueba, la de que, además del guión que se va cocinando, también se improvisa, se pudo comprobar este miércoles.

El president Artur Mas pronunció una conferencia en Bruselas, en inglés, organizada por el think tank Friends of Europe, ante unas 150 personas. Los aplausos se sucedían cuando contestaba determinadas preguntas, en las que Mas mostraba su determinación para convocar un referéndum de autodeterminación en la próxima legislatura.

Mas reclamó a la Unión Europea que no “le falle” a Catalunya, y dejó claro que su ideal sería una Europa federada, como Estados Unidos. Mas repitió sus argumentos favorables a la viabilidad económica de Catalunya, y reclamó respeto por un país, que, a su juicio, tiene un origen milenario.

Pero, tras una pregunta sobre las dificultades de que Catalunya pueda ser miembro de la Unión Europea, Mas decidió retroceder un paso. “Si en el proceso llegamos a la conclusión de que es absolutamente imposible estar en la UE, entonces repensaremos nuestra estrategia”.

Pese a todo, Mas se mostró dispuesto a mantener su objetivo número uno, la convocatoria de un referéndum. “Lo más importante, más que tener nuestro propio Estado, es el derecho que tenemos a ser preguntados para decidir nuestro futuro”.

Debate en Escocia, pasividad en Catalunya

Sin embargo, ese asunto, la posibilidad o no de que Catalunya entre como un país propio en la UE, es el mismo que se debate con mucha intensidad en Escocia.

Los parlamentarios laboristas y conservadores rivalizan en las críticas sobre el comportamiento del primer ministro escocés, Alex Salmond, al que consideran que ha mentido con los supuestos informes que validaban la incorporación de Escocia en la UE, una vez dejara de pertenecer al Reino Unido.

“Ha habido un encubrimiento por parte del gobierno escocés desde el principio, usando el dinero del contribuyente para engañar a los escoceses”, ha llegado a asegurar Ruth Davidson, la líder conservadora en la cámara escocesa. Al final, esos informes puede que no existan, porque el gobierno escocés ha admitido que no ha pedido un documento específico y jurídico sobre esa cuestión.

Impotencia del PSC

El PSC, pendiente de ese debate, intenta centrar la cuestión en Catalunya sobre la posibilidad real o no de permanecer en la Unión Europea. Es lo que pretende el candidato socialista, Pere Navarro.

Sin embargo, la dirección del PSC se ve impotente para focalizar y protagonizar ese debate, porque la intensidad de una campaña electoral obliga a posiciones firmes, claras y contundentes. Pero, al margen de los resultados electorales, los socialistas se agarrarán a ello el mismo 25 de noviembre por la noche.

Aunque puede que lleguen muy debilitados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad