Puig hace sus propios números: "Las empresas se van de Madrid"

stop

El consejero considera que casos como el de Derby Hoteles, Pau Guardans o la matriz de Agbar son "informaciones distorsionadas"

26 de noviembre de 2015 (22:37 CET)

Para ver a mejor resolución el mapa pulse sobre la imagen

Cambio de domiciliaciones fiscales

El goteo de empresas que trasladan su sede de Barcelona a Madrid es constante. Puede que lo hagan atraídas por la mejor fiscalidad de la capital española. Es posible que tomen esa decisión decididas a escapar de las tensiones independentistas. Sea cuál sea el motivo, el caso es que se van.

Se ha marchado la cadena hotelera Derby, la de Jordi Clos. Y la de Pau Guardans y la multinacional francesa Suez Environnement propietaria de Agbar y la cárnica Vall Companys… y eso sólo en los últimos días.

Pérdida de 738 empresas

En un año, Cataluña ha perdido 738 empresas que se han mudado a otros lugares de España, principalmente a Madrid. Pero la Generalitat no quiere ver esos datos y ha contraatacado con los suyos propios.  

El consejero de Empresa, Felip Puig, niega que se esté produciendo una "fuga de empresas" y denuncia "una campaña orquestada para inducir el miedo" por el proceso soberanista al tejido empresarial, los inversores y la ciudadanía.

"Informaciones distorsionadas"

En un acto sobre financiación de pymes organizado por Pimec, Puig ha afirmado este jueves que esta campaña "se basa en informaciones distorsionadas que no se ajustan a la realidad y no aguantan comparativas".

El consejero ha querido dejar claro que hay empresas que en los últimos meses han cambiado su sede fiscal, aunque "no han modificado la ubicación de su unidad productiva".

Ha recordado, en este sentido, que en el período 2008-2010, "cuando no había proceso", la media de empresas que dejaban el domicilio fiscal catalán fue superior a la del período 2011-2014.

Puig defiende que hay más empresas que huyen de Madrid

Además, ha subrayado que hay más empresas de Madrid que han cambiado su domicilio fiscal que de Cataluña, según datos de Axesor.

Así, según ha explicado, en 2014 un total de 987 empresas de Cataluña trasladaron su sede social, mientras que en Madrid lo hicieron 1.388 en este mismo período.

"Si se mira en porcentaje, el 0,38 % de las empresas catalanas han cambiado su sede fiscal, mientras que en Madrid ha sido del 0,68 %, casi el doble", ha afirmado.

Campaña orquestada

Ha añadido, en este sentido, que durante los últimos tres años en Cataluña 2.650 empresas han cambiado de sede fiscal, mientras que en Madrid lo han hecho 4.102 "sin el proceso soberanista".

Ante estas cifras, Puig se ha preguntado por qué se pone énfasis en las compañías que cambian de sede fiscal en Cataluña y no en las que lo hacen en Madrid.

En su opinión, la respuesta es clara: "Estamos ante una campaña empresarial orquestada como consecuencia de un debate político de trascendencia".

El conseller de Empresa y Empleo ha querido remarcar además que está aumentando de nuevo el número de empresas que se crean en Cataluña y que en esta comunidad crece la inversión extranjera y se gana la lucha contra el paro.

Políticas fiscales poco atractivas

Todo ello, pese a que las políticas fiscales que tienen que aguantar las empresas catalanas son "excesivas y poco atractivas", ha remarcado.

Ha indicado, a este respecto, que el gobierno catalán quiere hacer "una política fiscal más favorable para la economía productiva", pero que el Estado se lo impide.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad