Carles Puigdemont en Bruselas, en la presentación del libro "La crisis catalana, una oportunidad para Europa", el martes pasado. Foto: EFE/SL

Puigdemont, acorralado en la televisión belga

stop

El líder huido intenta sobrevivir a un duro cuestionario en el que admite que la independencia no es la única solución

Economía Digital

Carles Puigdemont en Bruselas, en la presentación del libro "La crisis catalana, una oportunidad para Europa", el martes pasado. Foto: EFE/SL

Barcelona, 27 de septiembre de 2018 (11:25 CET)

"Si quiere ganar algo de dignidad, debería volver y encerrarse en prisión". Eso le dijo uno de sus entrevistadores a Carles Puigdemont en un programa en la televisión belga en la que el expresidente catalán vio cómo el presentador y los invitados a la charla cuestionaban con crudeza su relato independentista y le sacaban los colores al líder huido a Bruselas.

"Si quiere ganar sabe que es una mala idea quedarse en Waterloo", dijo otro. Pero "el delito de rebelión se pena con 30 años de cárcel", reclamó el expresidente catalán. "Por eso está en Waterloo ahora", agregó el belga.

Preguntas difíciles

No fue el momento más agradable de la semana para Puigdemont, que estos días hizo hueco en su agenda de "internacionalización del conflicto" para promocionar su nuevo libro y su nuevo formación, la Crida Nacional per la República. Las preguntas difíciles se sucedieron tras pocos minutos ante las cámaras y el líder secesionista rápidamente entendió que sus entrevistadores no aceptarían las respuestas sencillas.

¿Cree que ha cometido un error?, le preguntaron. "Claro, cometí un error el 10 de octubre cuando decidí suspender la declaración de la independencia", dijo Puigdemont, que agregó que ahora "es muy difícil para mí hablar del futuro porque no sé lo que pasará la próxima semana".

¿Podemos decir que en Cataluña nada ha cambiado?, fue otra de las preguntas, a la que el ex president respondió: "Hemos empezado nuestro camino hacia la independencia. Somos más independientes hoy que hace un año. Somos un sujeto político de facto, somos reconocidos como un sujeto político de facto". "Pero Madrid no piensa eso", le replicaron.

Los entrevistadores cuestionan a Puigdemont

"En términos de organizar el referéndum y reclamar legitimidad, no lo ha hecho de la forma completa. Por un lado dice que debe ser una solución democrática, pero si yo fuera su adversario, que no lo soy, diría que al menos debería haber hecho eso de la manera correcta, democrática", agregó otro de los tertulianos que cuestionó a Puigdemont.

"Creo que es un gran error cómo lo trató y que fue muy de principiante", dijo otro de los invitados sobre el referéndum ilegal organizado por el Govern de Puigdemont.

Y, ante la pregunta de si es inevitable la secesión catalana, Puigdemont optó nuevamente por la ambigüedad que ya ha convertido en norma. "¿Es la independencia la única solución? Para nada", zanjó el expresidente catalán.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad