Puigdemont defiende las subvenciones que cobró de la Generalitat porque se las dio el tripartito

stop

El presidente de la Generalitat dice que no lleva el pelo largo para ocultar una cicatriz y explicá que no mintió sobre su currículum

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto al vicepresidente, Oriol Junqueras, en el Parlament.

Barcelona, 20 de enero de 2016 (13:39 CET)

Carles Puigdemont ha aprovechado su primera sesión parlamentaria como presidente de la Generalitat para "aclarar" algunas de las cosas que se han publicado sobre él en los escasos diez días que lleva al frente de la política catalana.

El president ha comparecido este miércoles en el primer pleno ordinario de la legislatura para explicar la nueva estructura del Govern. No había novedades. Así que la oposición ha aprovechado para preguntarle por otras cosas.

Ayudas de 400.000 euros

El líder del PSC, Miquel Iceta, por ejemplo, ha interrogado a Puigdemont sobre las subvenciones que recibieron sus empresas de la Generalitat. Antes de entrar en política y ser alcalde de Girona, Puigdemont se dedicaba al periodismo.

Tenía dos empresas, Catalonia Today, de la que era consejero delegado, y Doble Utopía, de la que era administrador. Estas compañías recibieron ayudas de la Generalitat por importe de 400.000 euros entre los aqños 2005 y 2011.

"Cosas bárbaras"

Puigdemont ha restado importancia a estas subvenciones, porque "fueron otorgadas cuando gobernaba el tripartito". Además, ha explicado que fueron concedidas siguiendo los cauces legales y tras presentarse a los correspondientes concursos.

El nuevo presidente de la Generalitat ha aprovechado la ocasión para desmontar otros mitos que se han publicado sobre él en los últimos días. "He leído cosas bárbaras sobre mí y sobre mi mujer", ha dicho y ha desmentido que lleve el pelo largo para tapar una cicatriz.

Dejó los estudios

También ha dado explicaciones sobre su currículum. Ha reconocido que no terminó la carrera de Filología, porque se puso a trabajar, pero ha especificado que nunca ocultó que no está licenciado. Para probarlo, ha leído un fragmento de una entrevista en la que hace años relataba por qué dejó los estudios.

El nuevo presidente de la Generalitat ha aclarado también que no ha tenido problemas con la Justicia y que la única vez que tuvo que presentarse ante los jueces fue para dar explicaciones por haber facilitado trenes a los gerundenses para acudir a una manifestación independentista en Barcelona.

Examinado con lupa

Puigdemont, que se siente "examinado con lupa", ha asegurado también que no ve la política como una profesión definitiva y ha adelantado que, con el tiempo, cuando Cataluña tenga su república independiente, planea volver a ejercer el periodismo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad