Carles Puigdemont y Quim Torra, durante uno de sus encuentros en Bélgica. EFE

Puigdemont pondrá en marcha el "consejo de la república" antes del 1-O

stop

El Consejo de la República, la herramienta liderada por Puigdemont para dar propaganda en el extranjero al 'procés', empezará a funcionar este mes

Barcelona, 10 de septiembre de 2018 (14:18 CET)

Quim Torra empieza a concretar el calendario de su otoño caliente. Este lunes, el presidente de la Generalitat ha avanzado que prevé arrancar el denominado "consejo de la república" antes del 1 de octubre, y con su antecesor, el expresident Carles Puigdemont, al frente.

El citado consejo es la herramienta parainstitucional en la que la Generalitat quiere delegar la difusión de las tesis independentistas en el extranjero, es decir, un organismo de propaganda que de paso permite que Puigdemont pueda mantener su cuota de protagonismo. 

En una entrevista en la revista El Temps, Torra también ha hablado de la creación del Foro Cívico y Social Constituyente, otro organismo parainstitucional, este anunciado en su conferencia de la semana pasada. Pero el presidente catalán situa su arranque más adelante, a lo largo del mes de octubre.

Espacio de debate

Torra pretende que el foro sea un espacio de debate en torno a los preparativos de una eventual república catalana que sea "masivo en cuanto a participación" y que opere de forma descentralizada, estructurado en veguerías, las juridicciones administrativas que el independentismo propone como alternativa a las actuales provincias. Según Torra, las decisiones del foro tendrán "carácter vinculante de cara a los siguientes pasos" a dar por el soberanismo.

El consejo y el foro forman parte de la estrategia de Torra y su gobierno de externalizar al máximo su estrategia, una línea operativa que por un lado liga con su apuesta por mantener y si es posible incrementar la presión en las calles, es decir, la temperatura de la protesta, y por otro permite apartar el foco de la acción institucional, en la que, más allá de los excesos retóricos, el soberanismo ha renunciado a la unilateralidad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad