Pujol: “No he cobrado nunca a cambio de concesiones”

stop

El ex President defiende que el dinero en el extranjero era de su padre, que no era ilícito y que sumaba 140 millones de pesetas en dólares en 1980

Pujol camina en el Parlament | EFE

26 de septiembre de 2014 (16:50 CET)

El ex President Jordi Pujol ha defendido la herencia que recibió de su padre, con una explicación larga y prolija sobre la carrera profesional de Florenci Pujol.

Tras asegurar que él mismo es el que más se recrimina su actuación, ha insistido en que ese dinero que su padre tuvo en el extranjero “no tenía un origen ilícito”, aunque ha asegurado que entiende el enojo de “mucha gente” por tener una suma de dinero en el extranjero.

140 millones de las antiguas pesetas

La suma que ha ofrecido Pujol es la de 140 millones de pesetas, en dólares, que, a la muerte de Florenci Pujol, en 1980, se dejó como herencia a su mujer, Marta Ferrusola y a sus siete hijos. Y que él, aunque se le pueda recriminar por ello, estuvo “completamente al margen”.

Ese dinero lo gestionó, a partir de entonces, “dos amigos de mi padre, que tenía una relación muy estrecha con él”, y que, posteriormente, lo gestionó uno de sus hijos, Jordi Pujol Ferrusola.

Con autoridad, ha reiterado que él no ha sido “un político corrupto”, y que nunca se benefició por hacer favores a nadie. “No he cobrado nunca por hacer concesiones”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad