Qué tener en cuenta a la hora de comprar una casa antigua

stop

El nivel adquisitivo, el volumen de las reformas o la presencia de plagas son claves a la hora de presentar ofertas

Decor Busier Interiorismo / Homify.

en Barcelona, 17 de noviembre de 2015 (17:28 CET)

Al comprar una casa antigua debemos asesorarnos bien sobre si el precio de venta es el adecuado. Si bien es cierto que cada casa vieja y a reciclar tiene un costo muy diferente una de otra, ya que depende mucho de algunos elementos el que el precio suba o baje. Un ejemplo puede ser el tiempo en que se tardará en estar en la casa, no es lo mismo una casa que puedes reformar pudiendo vivir dentro, a una que tengamos que remodelar al completo antes de poder ocuparla.

Una casa antigua no necesariamente va a estar en malas condiciones, no es así en todos los casos. Depende mucho de los materiales de construcción y por supuesto, del tipo de mantenimiento y uso que les hayan dado sus pasados dueños. Para esto, siempre se debe inspeccionar personalmente o por medio de gente de confianza el estado de la construcción que se desea adquirir.

Examinar las instalaciones minuciosamente

Debemos examinar con mucho cuidado el estado de los techos, paredes y pisos de cada uno de los entornos de la casa. Observar también con detenimiento el estado de la carpintería general de la vivienda. Hay que mirar también la posible presencia de insectos, y si los hay, puede ir negociando el precio, ya que seguramente deberá hacer una reforma al completo. Hay webs, como puede ser el ejemplo de homify.es, en las que podemos encontrar otras recomendaciones para adquirir una casa.

Al entrar en una casa antigua, la humedad puede notarse con solo acceder a ella y notar su olor. Examine las paredes, compruebe si hay manchas en ellas y si la pintura o parte del enfoscado se ha caído para poder comprobar el estado de la pared.

Capacidad adquisitiva

Suena bastante obvio, pero no sería la primera vez que alguien quiere comprar una vivienda y después no puede pagarla. Por ello, antes de hacer la oferta, tienes que estar completamente seguro de que podrás pagarla, esto quiere decir que tienes el dinero, que ya has vendido tú antigua casa o que tienes concretada la hipoteca.

Finalmente, muy conveniente llevar un experto en el tema al ir a ver la casa antigua para que inspeccione el lugar y luego nos dé su opinión. Si bien esto es un gasto extra, no se compara al que se debería hacer si se realiza una mala compra.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad