La alcaldesa Ada Colau. Las familias afectadas por el derrumbe de 144 nichos del cementerio de Montjuïc le piden, como mínimo, que difunda un tuit de disculpa. /AJUNTAMENT DE BARCELONA

Querella contra un concejal de Colau por el derrumbe de nichos

stop

Los afectados por el derrumbe del cementerio de Montjuïc afirman que tan sólo invirtió la mitad de lo que ingresa por el mantenimiento de los nichos

Josep Maria Casas

Economía Digital

La alcaldesa Ada Colau. Las familias afectadas por el derrumbe de 144 nichos del cementerio de Montjuïc le piden, como mínimo, que difunda un tuit de disculpa. /AJUNTAMENT DE BARCELONA

Barcelona, 16 de julio de 2018 (16:00 CET)

A la alcaldesa Ada Colau se le ha abierto un frente judicial por el derrumbe en septiembre pasado de un bloque de 144 nichos del cementerio de Montjuïc. Las familias afectadas han presentado este lunes una querella contra los principales responsables de Cementiris de Barcelona –el concejal Eloi Badia, presidente de la empresa pública, y Jordi Valmaña, gerente–, así como contra la antropóloga Dominika Nociarovà, que dirigió la exhumación e identificación de los restos humanos.

Los abogados de las familias se han querellado contra el Ayuntamiento de Barcelona y los responsables de la empresa pública que gestiona los cementerios municipales por los presuntos delitos de daños, profanación de cadáveres, falsificación de documentos, prevaricación y malversación.

En representación de los familiares, el conocido abogado Miguel Durán afirmó que el concejal Badia debería dimitir y, de no hacerlo, la alcaldesa debería cesarlo. No descartó incluir a Colau entre los querellados en función de cómo evolucione la instrucción de la causa. Calificó de “lamentable” y “negligente” la actuación de los responsables de Cementiris de Barcelona en el derrumbe de los nichos.

Los abogados de la acusación indicaron que Cementiris de Barcelona tan sólo invierte en mantenimiento de los nichos y sepulturas la mitad de lo que recauda por este concepto. Por este motivo también se han querellado por malversación.

Cementis de Barcelona gana dinero

A partir de unas declaraciones públicas de Valmaña, el abogado Miguel Ángel Durán, hijo del anterior, precisó que Cementiris de Barcelona ingresa 2 millones de euros anuales de los titulares de nichos en concepto de mantenimiento pero tan sólo invierte la mitad en estos trabajos. La empresa pública presentó en 2016 unos beneficios de cerca de 2,6 millones de euros. El abogado advirtió que el cementerio de Montjuïc se encuentra en un pésimo estado y que otros bloques de nichos están en riesgo de derrumbe.

Miguel Durán considera “lamentable” que el Ayuntamiento de Colau “intente comprar las voluntades de los afectados”. Desde Cementiris de Barcelona se ha ofrecido 5.000 euros a algunos familiares a cambio de que desistan de actuaciones judiciales. Algunos han aceptado, según los abogados. No obstante, estos advierten que estos acuerdos no eximen al Ayuntamiento de responsabilidades.

Exigen que Colau se disculpe

El abogado José María de Palacio reclama a Colau que pida perdón a los afectados. Recordó que la alcaldesa presume de sensibilidad social y que, en esta ocasión, no ha difundido “ni un sólo tuit” sobre la situación de los familiares, pese a utilizar las redes sociales con suma frecuencia.

Núria Minyana, portavoz de las familias afectadas, lamentó que ni Colau ni Badia se hayan puesto en contacto con ellos. “No sabemos donde están nuestros familiares difuntos: es un duelo que se ha reabierto y no podemos cerrar”, afirmó este lunes en rueda de prensa.

Los familiares todavía no han recibido los resultados de las pruebas de ADN realizadas. Además, todavía queda una parte de restos humanos pendientes de pruebas porque ni siquiera se ha adjudicado este trabajo. Insisten en el error que cometió Cementis de Barcelona inmediatamente después del derrumbe: movió los restos (de obras, ataúdes, restos humanos) mediante una retroexcavadora. Precisamente esto a dificultado enormemente su identificación. Las antropólogas no iniciaron la identificación hasta cinco días más tarde, cuando todo se había removido.

Abogados y familiares explican increíbles anécdotas del proceso de identificación. A una de las familias, se le pidió que compareciera el cuñado del fallecido para hacerle pruebas de ADN cuando no guardan ningún tipo de parentesco. A otro familia les aseguraron que habían identificado al difundo por la pulsera hospitalaria que llevaba, cuando falleció en su domicilio.

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad