Quim Torra, a la salida del Parlament de Cataluña. Foto: EFE/QG

Quim Torra: el hombre que forzó a ERC a aceptar la lista unitaria

stop

Quim Torra prestó un decisivo servicio a Convergència en 2015, cuando el partido de Artur Mas buscaba con desespero una lista conjunta para amortiguar su caída

Barcelona, 14 de mayo de 2018 (04:55 CET)

Quim Torra es un gran desconocido para el gran público, pero el que fue vicepresidente de Òmnium Cultural está muy presente en la memoria de Artur Mas y Oriol Junqueras, lo que significa estar muy presente en la memoria del mundo convergente y del mundo republicano.

Torra, confirman varias fuentes consultadas, jugó un papel decisivo en julio de 2015, cuando ERC sucumbió a la lista electoral conjunta (Junts pel Sí) por la que suspiraba una Convergència hundida en las encuestas y desesperada por hallar un paracaídas electoral con el que amortiguar su desplome. "Torra presionó mucho para la lista de Mas", describen conocedores de aquel episodio que los convergentes no tardarían en agradecerle.

"Quim Torra presionó mucho para la lista unitaria de Artur Mas"

Algunos atribuyen al omnipresente David Madí —el consejero áulico por excelencia de CDC— dos maniobras decisivas para lograr que las entidades soberanistas se volcasen en julio de 2015 con la lista unitaria: captar a Jordi Sànchez en la ANC y captar a Quim Torra en Òmnium.

Mas inició a finales de 2014 las presiones sobre ERC y sobre las entidades soberanistas (ANC y Òmnium) para lograr una lista unitaria de cara a unas elecciones "plebiscitarias". ERC rechazó la propuesta de entrada, pero luego fue cediendo terreno y se mostró dispuesta a aceptar una candidatura conjunta sin políticos. 

Quim Torra vs Muriel Casals

La rocambolesca idea de una lista electoral sin políticos surgió de Òmnium, dirigida entonces por Muriel Casals. Pero Quim Torra se preparaba para volar desde dentro el planteamiento defendido por su propia organización y, así, alinearse con Mas. El resultado es conocido: Mas se salió con la suya y Torra cayó en gracia.

Muriel Casals quedó integrada en la lista electoral de Junts pel Sí como número 3 de la lista, mientras que Quim Torra se quedó como presidente en funciones de Òmnium desde julio de 2015 a diciembre de 2015. No pudo mantenerse como presidente de Òmnium debido a las restricciones de los estatutos de la entidad soberanista.

"Quim Torra no tiene fuerza propia dentro de Junts per Catalunya, tiene un perfil perfecto para ser manejado"

Pero había premio para Quim Torra, que, sólo tres meses después, en marzo de 2016, fue designado como director del Centro de Estudios de Temas Contemporáneos de la Generalitat, ya con el gobierno de Carles Puigdemont en marcha.

Sería ingenuo explicar la designación de Quim Torra como presidenciable de la Generalitat sólo por este episodio. Hay razones más prosaicas: "Quim Torra no tiene fuerza propia dentro de Junts per Catalunya. No hay torristas. Tiene un perfil perfecto para ser manejado", describen los conocedores de las maniobras soberanistas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad