Torra, este jueves en el Parlament. EFE/Quique García

Quim Torra excarcelará a Oriol Junqueras

stop

El presidente de la Generalitat estaría esperando hasta después de las próximas elecciones generales según publica 'El Mundo' este lunes

Madrid, 21 de octubre de 2019 (09:43 CET)

Quim Torra prevé iniciar los trámites para poner en libertad a los condenados por la sentencia del 'procés' después de las próximas elecciones generales del 10-N. El exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y los otros seis encarcelados en el centro penitenciario de Lledoners, en Barcelona, asistieron durante el fin de semana a dos reuniones con la consellera de Justicia catalana, Ester Capella, y con la directora de la cárcel, Susana Gracia, en las que se les trasladó que permanecieran "tranquilos" hasta al menos después de los comicios.

Según publica El Mundo, la primera reunión, con Capella, tuvo lugar en la tarde del sábado. Siguiendo la misma información, la consellera de Justicia reunió a todos los condenados --Jordi Turrull, Joaquim Forn, Josep Rull, Raül Romeva, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, además de Junqueras-- durante dos horas en uno de los comedores del centro de Lledoners. El siguiente encuentro, el domingo por la mañana, se produjo en uno de los departamentos de la cárcel conocida como "la escuela". 

"Se les ve contentos con la sentencia", indican las fuentes consultadas por el diario. Los condenados cumplen una pena que oscila entre nueve y 13 años por delitos de sedición y malversación de caudales públicos por organizar el referéndum independentista del 1-O de 2017, aunque la duración podría haber sido de hasta 25 años si finalmente hubiesen sido condenados por un delito de rebelión. "Les han trasladado el mensaje de que estén tranquilos, porque a partir de las elecciones iniciarán los trámites para sacarlos a la calle", añaden las mismas fuentes.

Junqueras aprovechará los beneficios penitenciarios

Desde la emisión de la sentencia el pasado 14 de octubre, la administración penitenciaria catalana tiene un plazo de dos meses para clasificar a los seis condenados. En este sentido, a los seis condenados se les podría aplicar el artículo 100.2 de la Constitución en lugar del segundo grado, que permite ciertas concesiones después de cumplir la cuarta parte de la condena, en este caso, un máximo de cuatro años. El 100.2 es el mismo mecanismo que la Generalitat ya aplicó al hijo del expresidente Jordi Pujol, Oriol Pujol

Este permite salir de prisión para trabajar o realizar distintas tareas y volver para pasar la noche en la cárcel. Si se aplicara la primera vía, Junqueras, el preso con la condena de mayor duración, no podría acceder a permisos hasta enero de 2021, mientras que a través de la segunda podría conseguir días libres. Con el segundo grado se obtienen 36 días de libertad al año; con el 100.2, los condenados solo tendrían que ir a dormir a la cárcel. 

Las mismas fuentes apuntan que la dirección de Lledoners ya está concediendo ciertos privilegios. Según las mismas, la dirección habría bloqueado el acceso a los funcionarios para consultar la clasificación sobre su régimen, es decir, a la ficha que contiene las evaluaciones de los psicólogos de la cárcel, de los juristas o de los educadores y en la que se basan los informes para conceder futuros permisos.

Uno de los parámetros que se valoran tiene que ver con el reconocimiento del delito por el que han sido condenados para valorar la voluntad de no volver a cometerlo. En este sentido, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ya ha dicho que "lo volverían a hacer" y ha mostrado su intención de volver a "reincidir". Según El Mundo, esta información se reserva a unos pocos funcionarios. La misma información explica que al menos dos funcionarios ya han denunciado tratos de favor para los presos por la sentencia del juicio del 'procés'. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad