Rajoy a Sánchez: "Debería gobernar el PP por la democrática razón de tener más votos"

stop

El presidente en funciones muestra al líder socialista su preocupación por la economía y Cataluña

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se reúnen en el Congreso

Barcelona, 12 de febrero de 2016 (18:24 CET)

Poco más de media hora duró la tan cacareada reunión entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. No ha sido un encuentro fructífero. El líder del PP cree que es su partido quien debe gobernar por "la democrática razón de que ha sido la fuerza más votada" y así se lo ha hecho saber al dirigente socialista.

Pero a Sánchez los motivos de Rajoy no le convencen. El secretario general de los socialistas apuesta por un gobierno de "cambio" y ya ha reiterado una y otra vez que no prestará sus votos para que el PP vuelva a gobernar.

La economía y Cataluña

La conversación ha versado sobre política europea e internacional, según ha explicado Rajoy al término del encuentro. El presidente en funciones también ha trasmitido a Sánchez su preocupación por dos cuestiones: la economía y Cataluña.

Rajoy teme que si el PSOE y Podemos forman gobierno, las medidas adoptadas por el PP en los últimos cuatro años pierdan fuelle. El líder popular no oculta que la situación de China y los países emergentes y el momento por el que atraviesan Portugal o Grecia pueden afectar a la economía española y, por eso, aboga por "tomárselo en serio" y hacer "más reformas para ser competitivos".

Actitud propia de un radical en un mitin

En su opinión, si Sánchez pacta con Podemos la economía española correrá peligro. Además, el presidente cree que en ese Ejecutivo se producirán graves discrepancias internas, pues socialistas y podemitas tienen posturas distintas en asuntos como la permanencia del Reino Unido en Europa.

A Rajoy también la inquieta la situación en Cataluña. El jueves, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se reunió con los cónsules extranjeros en Barcelona y les comunicó que la independencia está a la vuelta de la esquina. Para Rajoy, esa actitud "es propia de un radical en un mitin, pero no del presidente de una comunidad autónoma".

Relación deteriorada

Poco más han hablado Sánchez y Rajoy. El popular entregó el jueves al socialista un documento con sus propuestas en materia de empleo, sanidad, unidad de España o corrupción. Sánchez ni siquiera lo ha leído.

Ambos líderes, cuya relación está muy deteriorada desde su tenso debate en campaña electoral, tampoco han hablado de corrupción. Y Sánchez ni siquiera se ha molestado en explicarle a Rajoy cuáles son sus preferencias para formar gobierno.

El PSOE no quiere al PP

Rajoy sí ha dejado claro que su partido no facilitará un gobierno del PSOE con Ciudadanos presidido por Sánchez. El socialista insiste en que no dejará gobernar a Rajoy. En esa tesitura sólo quedan dos posibilidades. Que el PSOE pacte con Podemos para lo que necesitará la abstención de las fuerzas independentistas catalanas o repetir las elecciones.  

Para Sánchez, que ha comparecido después ante la prensa, la reunión ha sido "útil", porque es "bueno que los españoles vean reunidas a las dos grandes fuerzas políticas". El líder socialista también ha insistido en que quiere un gobierno de "cambio" y ha demandado "lealtad" al PP.      


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad