Rajoy advierte que no tolerará la avanzada soberanista

stop

Confirmó que ha contactado con los líderes del PSOE y Ciudadanos para enfrentar al proceso independentista

Mariano Rajoy en su comparecencia. / EFE

Barcelona, 10 de enero de 2016 (21:05 CET)

Mariano Rajoy salió a enfrentar la avanzada soberanista de Cataluña. Ni siquiera quiso esperar a que finalice el pleno de investidura de Carles Puigdemont: todavía estaban en la ronda de discursos en el parlamento catalán cuando dio una comparecencia de pocos minutos.

Allí confirmó que ha tenido contactos con los líderes del Partido Socialista y con Ciudadanos para atajar las intenciones soberanistas. "Con Podemos no hemos podido, pero lo intentaremos mañana", se apuró a aclarar.

El argumento ha sido el similar a cuando la polémica soberanista sale a flote: dijo que ha dado instrucciones "para que cualquier actuación que se adopte, por parte del Gobierno de Cataluña, del presidente o el Parlamento, y que suponga una vulneración de la Constitución, tendrá la respuesta del estado de derecho, para defender la democracia y la ley".

"Tenemos más instrumentos que nunca para defender nuestra unidad, las principales fuerzas políticas estamos de acuerdo en ello", agregó.

Invitación al PSOE

El discurso de Rajoy va en línea con la estrategia del PP de abrir puentes con el PSOE de crear una mega-coalición para formar gobierno tras las últimas elecciones generales. Al PP, con 123 escaños, le hacen faltan 52 para ser Gobierno. No le alcanza con pactar con Ciudadanos (40 escaños). Pero pese a que Pedro Sánchez dijo una y mil veces que no apoyaría a Rajoy, el órdago independentista le da al presidente de Gobierno una nueva carta de negociación.

Ya también cursó la invitación Fernando Martínez-Maíllo, vicesecretario de Organización del PP: "no hay mejor manera de hacer frente al desafío independentista catalán que aquellos partidos con posibilidad de gobernar estén unidos en un gobierno fuerte y estable frente a los que quieren burlar la ley", dijo en la mañana del domingo. 

Dudas socialistas

En las filas socialistas siguen las dudas sobre la actitud a seguir frente al independentismo. Los barones del PSOE, con Susana Díaz a la cabeza, no quiere ni hablar de pactar con partidos que barajan la posibilidad de realizar un referéndum.

Sánchez sabe que con el avance del independentismo, se le agotan las opciones para ser Gobierno. Optar por una alternativa a la portuguesa, con una coalición de varios partidos, es más compleja cuando ERC y CDC ya tienen un frente de 17 diputados. Y el sí o no al proceso soberanista es la llave que abre o cierra las puertas para llegar a Moncloa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad