Rajoy anuncia 1.000 millones de inversión para la automoción

stop

El Presidente prepara una norma para unificar los mercados

El Presidente, Mariano Rajoy (PP), en su discurso ante los empresarios de la automoción | MONCLOA

10 de mayo de 2013 (22:02 CET)

La automoción española había dejado claras sus reivindicaciones en los últimos días al gobierno español. Los 150 millones del plan PIVE-2 se terminarán en verano y necesitan oxígeno para no hundirse. Como mínimo, para mantener medidas coyunturales como la ayuda a la renovación del parque de vehículos de España.

En el marco del Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, el Presidente, Mariano Rajoy (PP), ha aprovechado el almuerzo con los empresarios más relevantes del sector (anunciado a bomba y plantillo) para anunciar que los inversores extranjeros destinarán 1.000 millones de euros extra a la automoción.

Sala sin prensa


El jefe del Ejecutivo español ha destacado que la industria, es este momento, es de gran importancia para el país. “Representa el 9,5% del valor añadido de la industria y más del 15% de nuestras exportaciones” y “[Da empleo a] nada menos que un 12% de nuestra población activa”.

 Ha pronunciado su discurso en el escenario que le era más cómodo, ya que sólo los empresarios del sector tenían acceso a la sala del Hotel Miramar de Barcelona en la que ha tenido lugar el encuentro. La prensa que ha decidido asistir al acto lo ha seguido desde un espacio adyacente a través de una pantalla de plasma.

Tensa relación con Mas

Han asistido al encuentro desde el presidente de Aniacam, Germán López Madrid, al de Anfac, José Manuel Machado. La comitiva política incluía al ministro del Interior, el catalán Jorge Fernández (PP), y el de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (PP).

Éste último ha sido el anfitrión del nuevo presidente de Seat, Jürgen Stackmann, en el primer acto público como máximo ejecutivo de la automovilística. Han podido mantener una larga conversación, cuyos detalles no han transcendido, gracias al fluido alemán que habla el ministro, afirman a Economía Digital los presentes.

El invitado de honor junto a Rajoy ha sido el presidente de la Generalitat, Artur Mas (CiU). La frialdad entre ambos mandatarios se ha notado en la sala, aunque se ha hecho más presente en la inauguración del salón en Fira Barcelona. El líder catalán incluso se ha negado a posar junto a Rajoy dentro del nuevo Seat León.

Mercado único

El Presidente también ha avanzado que preparan una norma para unificar los mercados. “Una empresa de Barcelona no debe encontrarse trabas para operar en cualquier otro lugar de España”, ha sentenciado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad