Rajoy conserva a Cospedal en la secretaría general

stop

El único cambio en la ejecutiva del PP es el ascenso de Fernando Martínez-Maillo como nuevo coordinador general

María Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy en el congreso del PP. / EFE

Barcelona, 11 de febrero de 2017 (19:15 CET)

Tras superar la moción que le pretendía frenar la duplicidad de cargos, María Dolores de Cospedal fue confirmada como secretaria general del Partido Popular. Además, Mariano Rajoy ha designado a Fernando Martínez-Maillo como nuevo coordinador general del partido, y responsable electoral y de organización.

El presidente ha confirmado que mantiene también al resto de sus vicesecretarios, tanto al veterano Javier Arenas, que seguirá siendo responsable de política autonómica y local, como a los otros tres que entraron junto a Maillo hace veinte meses.

De esta forma, Javier Maroto continúa como vicesecretario de política social, al igual que Pablo Casado, de responsable de Comunicación, y Andrea Levy, a cargo del área de Estudios y Programas.

Rajoy ha asegurado que ha procurado "armonizar experiencia con novedad", aunque siempre con un "listón muy alto en capacidad".

El cargo de Cospedal como número dos parecía estar dudoso por el silencio de Rajoy sobre su confirmación, que recién lo rompió a las siete de la tarde del sábado; una actitud que sumía en intriga a los asistentes al congreso, más cuando en un tenso debate se debatieron las incompatibilidades a su cargo, expuesto en la enmienda de un compromisario de Cuenca, fue rechazada por tan solo veinticinco votos.

Luces y sombras en el partido

El reconocimiento de Rajoy es a la política que lleva ocho años dirigiendo una organización que ha tenido sus luces -electorales- pero también muchas sombras -de corrupción-, que todavía hoy oscurecen al partido.

Con Cospedal en la secretaría general, el PP logró las históricas victorias electorales de 2011. Primero en las elecciones municipales y autonómicas y después en las generales, que le dieron a Mariano Rajoy el Gobierno con mayoría absoluta.

Aquellos fueron los mejores momentos para Cospedal, que además lograba su propia gran victoria en Castilla-La Mancha. Durante cuatro años compaginó el cargo de presidenta autonómica con el de "número dos" del partido.

Pero también hubo episodios poco agradables que tuvo que enfrentar, como la trama Gürtel y el caso Bárcenas. Y la secretaria general asumió un papel que le llevó incluso a enfrentarse en los tribunales con el extesorero.

En mayo de 2015, Cospedal perdía la mayoría absoluta en Castilla-La Mancha por un escaño, y un pacto de los socialistas y Podemos la dejó fuera del Gobierno regional. En el conjunto del país el PP perdió buena parte de su poder territorial en toda España.

Rajoy decidió entonces mantener a Cospedal como 'número dos, pero llenó la cúpula del partido de caras nuevas en su remodelación de junio de 2015, entre ellas la de Fernando Martínez Maillo, quien ahora será, además de responsable de Organización y electoral, coordinador general del PP.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad