Rajoy: "Estamos ante el mayor ataque contra nuestro ordenamiento constitucional"

stop

El desafío secesionista

El presidente español, Mariano Rajoy, verá el debate con su familia desde Doñana. / EFE

en Barcelona, 30 de octubre de 2015 (20:53 CET)

"Estamos ante el mayor ataque contra nuestro ordenamiento constitucional". Mariano Rajoy ha subrayado con esta sentencia su preocupación por la situación en Cataluña. En su segunda comparecencia ante la prensa esta semana y tras reunirse con Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (C'S) y Pablo Iglesias (Podemos), Rajoy ha cargado contra "el disparate" que, en su opinión, supone la propuesta de Artur Mas y la CUP para declarar la república catalana.

Rajoy, Sánchez y Rivera han coincidido en la necesidad de garantizar "la unidad de España, la igualdad de todos los españoles y el cumplimiento de la legalidad". Con Iglesias no ha habido coincidencias, pero el presidente considera que no ha perdido nada por hablar con el líder de Podemos.  

Debates jurídicos

¿Tienen el presidente y los líderes de la oposición un plan conjunto para actuar contra el desafío secesionista? Es posible, aunque Rajoy no lo ha concretado. Sí ha dicho que no tiene intención de perderse en un debate jurídico. Y es que Rivera apuesta por recurrir ya la propuesta de declaración de independencia, aunque sólo ha entrado en el registro del Parlament, pero todavía no ha sido aprobada por el pleno de la Cámara.

Es posible que la semana que viene esa resolución se apruebe definitivamente y entonces el Gobierno la llevará al Tribunal Constitucional. Lo que es un misterio es lo qué ocurrirá después. Es posible que el Constitucional, que tras una reciente reforma tiene potestad para ello, inhabilite al presidente de la Generalitat. Aunque puede que aún no haya presidente, pues la investidura de Mas está pendiente de un acuerdo con la CUP que no acaba de cerrarse.

¿Inhabilitaciones?

En ese caso, cabe la opción de que la inhabilitada sea la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y quizá junto a ella el resto de los miembros de la Mesa del Parlament. Hay otra opción, mucho más drástica consistente en aplicar el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía catalana.

Rajoy no desvelará cuáles son sus intenciones hasta que el desafío de Mas se haya consumado, pero sí ha querido dejar claro que "el Estado tiene instrumentos para evitar un disparate como el que se está tramando" en el Parlament. El presidente cerrará la ronda de contactos la semana que viene entrevistándose con el líder de Unió, Josep Antoni Duran; el de UPyD, Andrés Herzog, y el de IU, Alberto Garzón.     

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad