Rajoy insiste en su oferta a Sánchez y anuncia que batallará para presidir el Congreso

stop

El presidente en funciones alerta sobre la inestabilidad que supondría un Gobierno del PSOE con Podemos y los nacionalistas

Mariano Rajoy comparece tras los atentados de Niza. /EFE

Barcelona, 29 de diciembre de 2015 (14:06 CET)

En contra de su costumbre, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha ofrecido una rueda de prensa y ha aceptado preguntas este martes tras la reunión del Consejo de Ministro. Lo que quería Rajoy era reiterar su oferta al PSOE para crear un gran Gobierno de coalición y también avisar a los socialistas de que el PP dará la batalla por presidir el Congreso.

En este momento hay tres posibles escenarios sobre la futura gobernabilidad de España. El primero: constituir una coalición con PP, PSOE y Ciudadanos. El segundo: crear un frente de izquierdas con PSOE, Podemos e IU que además necesitaría del apoyo de los independentistas de ERC, los nacionalistas del PNV y quizá de Democràcia i Llibertat, antigua CDC. El tercero: repetir las elecciones.

Poco diálogo con Sánchez

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, se inclina por el frente de izquierdas, pese a todas las dificultades que comporta el pacto. Por eso, Rajoy le ha querido recordar que, en su opinión sería mucho más estable la gran coalición entre socialistas, populares y ciudadanos, pues garantizaría "la defensa de la unidad de España, la igualdad de los españoles, la consolidación de la recuperación económica y la lucha contra el terrorismo".

Pero el líder del PP sabe que la cosa está difícil. Ha reconocido que su encuentro con Sánchez no fue bien, porque el socialista cerró de entrada la puerta a cualquier pacto con los populares. De hecho, Rajoy ha explicado que tuvo un diálogo más distendido con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pese a la distancia ideológica, y sobre todo, con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Presidencia del Congreso

Pese a su intento de conciliarse con el PSOE, el presidente español ha insistido en que el PP ganó las elecciones con 123 escaños y los socialistas se quedaron a mucha distancia con 90 diputados. Por eso, ha recordado que en España desde 1977 siempre ha presidido el Congreso "el partido con más apoyos" y ha especificado que el PP dará la batalla por tomar el control de la Cámara baja, lo que creará otro conflicto con los socialistas, que también aspiran a dirigir el Parlamento español.

El año acaba con esta situación de incertidumbre política tanto en España como en Cataluña. Rajoy se ha referido también a la situación de esta comunidad donde Artur Mas está a la espera del visto bueno de la CUP para ser investido presidente: "Un Gobierno apoyado por la CUP es un  desastre", ha sentenciado Rajoy y ha invitado a Mas a buscar otras alianzas o a repetir las elecciones "como ya le piden voces dentro de su propio partido".          

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad