Rajoy por fin da la cara por los casos de corrupción de su partido

stop

El presidente del Gobierno promete “limpieza” en la vida pública y anuncia un paquete de medidas

Mariano Rajoy interviene en el Senado | EFE

28 de octubre de 2014 (17:01 CET)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha podido zafarse ni un minuto más de los escándalos de corrupción que acechan a su partido, y que en los últimos días han sido especialmente intensos. Este martes acudía al Senado en sesión de control al Gobierno y ha aprovechado su intervención para pedir disculpas por los casos que se están conociendo y que vuelven a salpicar gravemente a dirigentes del Partido Popular. "Entiendo y comparto la indignación de todos los españoles", ha dicho.

"En nombre del PP quiero pedir disculpas a todos los españoles por haber situado en puestos de los que no eran dignos a quienes en apariencia han abusado de ellos", ha añadido leyendo un texto que llevaba preparado.

El último caso conocido ha sido la denominada operación Púnica, que se ha saldado con la detención de 37 de los 51 imputados por amañar contratas públicas por valor de 250 millones de euros tan sólo en los dos últimos años. Una macrorredada autonómica, pero especialmente madrileña, que motivó que la presidenta del PP en Madrid, Esperanza Aguirre, diera explicaciones el mismo lunes: quien había sido su mano derecha durante años, Francisco Granados, era el supuesto cabecilla de la trama.

Varias operaciones al descubierto

Aguirre se anticipaba así a Rajoy, a quien le exigía un gesto similar que ha llegado un día después en forma de comparecencia en la cámara alta. El presidente ha pedido disculpas por haber situado en puestos de responsabilidad a personas que no eran “dignas” de esos cargos.

Pero la macrorredada de Madrid no es el único quebradero de cabeza que ha llevado a Rajoy a pedir perdón. En los últimos días, Hacienda confirmaba que las obras en la sede madrileña del PP en calle Génova se habían pagado con dinero negro. Además, este mismo martes, el ex secretario general del PP, Ángel Acebes, ha comparecido ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz por su supuesta inversión en Libertad Digital con dinero de la caja B.

Todo eso al margen del escándalo por el saqueo de Caja Madrid-Bankia, gobernada por el PP durante decenios, a través de las tarjetas de crédito no declaradas a Hacienda. Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno, ha sido dado de baja del partido tras ser imputado por la justicia y tras haber depoisitado un aval de tres millones de euros para hacer frente su posible responsabilidade civil en este caso.

Paquete de medidas

Por todo ello, y frente a una oposición que le reclamaba a gritos la dimisión, Rajoy ha pedido una vez más confianza en el Estado de derecho. Pero, además, ha prometido “limpieza en la vida pública” así como un paquete de medidas contra la corrupción que, según ha dicho, no está dispuesto a demorar ni un segundo más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad