Rajoy y sus barones firman una declaración para recordar que España vive mejor que en 1978

stop

El presidente del Gobierno avisa "a los Adanes que pululan por el país" que la Constitución ha brindado el mayor período de progreso económico y social

El presidente Mariano Rajoy en Segovia.

Madrid , 13 de diciembre de 2014 (13:38 CET)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y sus barones, los presidentes autonómicos del Partido Popular, han firmado este sábado la declaración de La Granja, un documento firmado en La Granja de San Ildefonso (Segovia) para ratificar la unidad de España y la plena vigencia de la Constitución.

El acto celebrado este sábado ha servido de escenario para que Mariano Rajoy dibujara un balance muy positivo extraordinario de la democracia española para contrarestar el discurso del malestar social que ha calado con fuerza entre los sectores más desfavorecidos.

"Se trata del período más próspero y de mayores avances sociales. En 1978, el Producto Interior Bruto de España se ubicaba en los 159 mil millones, ahora es de un billón. No sólo somos más ricos sino más solidarios porque invertimos el doble en partidas sociales. Esto hay que decírselo a los Adanes que pululan hoy por nuestro país y que creen que todo ha comenzado con ellos", ha dicho Mariano Rajoy en un discurso plagado de referencias tácitas para Pablo Iglesias y Artur Mas, sus dos grandes amenazas políticas.

Reforma constitucional


Arropado por los suyos, el presidente del Gobierno pronunció un discurso en gran parte dedicado a rechazar la reforma constitucional que ha planteado el líder de los socialistas, Pedro Sánchez.

"No somos dogmáticos. La Constitución no es intocable. La reformaremos las veces que lo exija el interés general de los españoles, el interés real de los españoles o la realidad europea. Hemos sido colaboradores necesarios de las dos reformas que ha tenido. Pero lo que no es negociable es la unidad de España", ha dicho Rajoy en un acto político con sabor a precampaña electoral. "Sorprende que se anuncien reformas constitucionales sin definirlas. No son momentos para eslóganes o frivolidades", ha agregado.

El ombligo autonómico


Pasada el período más duro de agitación nacionalista en Cataluña, Rajoy ahora se atreve a ser algo más contundente en sus críticas a los sectores independentista. "No es tiempo de mirarse en el ombligo de lo autóctono. ¿Qué sentido tiene preguntarse si alguien se siente más gallego que español cuando la pregunta vigente es si nos sentimos más europeos que españoles?", argumentó Rajoy ante sus barones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad