Reinhart: “Nunca he pedido austeridad, hablo de reestructuración”

stop

CÍRCULO DE ECONOMÍA

31 de mayo de 2013 (13:16 CET)

La austeridad lleva a una capacidad de financiarse menor, por lo que se deben tomar alternativas. ¿Cuáles? En el escenario actual, reestructuración y más inflación, según ha defendido la catedrática de sistema financiero internacional de la universidad de Harvard, Carmen Reinhart, ante el empresariado catalán reunido en la segunda jornada de la reunión del Círculo de Economía.

La catedrática ha llegado de nuevo a Sitges (Barcelona) aún con el eco del encontronazo con otro de los economistas de más prestigio del mundo, Paul Krugman, a raíz de los supuestos errores de procedimiento que se han detectado en los estudios realizados junto a su esposo, Kenneth Rogoff. “Los medios me han atacado”, ha asegurado ante el auditorio. “Yo nunca he pedido austeridad hablo de reestructuración”.

Compra deuda senior del BCE


Para llegar a la recuperación económica, Reinhart acompaña este plato con otra recomendación para el Banco Central Europeo: “Debe comprar deuda senior de la banca”. Es la única forma de poner freno a que el sobreendeudamiento privado se convierta en deuda pública y se perpetúe en un entorno de crisis que empezó en verano de 2007 en Estados Unidos y a principios de verano de 2013 aún no aparecen atisbos de recuperación, justifica la catedrática.

El tercer ingrediente para la recuperación económica --no es una receta mágica, avisa-- es un incremento de la inflación. ¿Por qué evitar su reducción? Para no seguir el ejemplo de Japón, cuya economía lleva parada dos décadas.

Arquitectura europea

Aunque la petición de Reinhart (y de forma urgente, ante ciertas magnitudes, como el paro juvenil) choca de frente con la arquitectura de la Unión Europea. “Dudo que Alemania autorice la compra de deuda senior de la banca”, ha declarado el presidente de Notre de Europa, Antonio Vitorino, sentado en la misma mesa.

La crisis ha debilitado la cohesión europea, por ello el político portugués reclama más Europa. “No se puede seguir la estrategia del sur contra el norte y que Francia actúe de capo de filas del sur”, afirma. “Se debe hacer presión para que las divergencias entre Francia y Alemania terminen”, añade.

Incluso exige que Gran Bretaña no renuncie al proyecto comunitario. “¿Alguien se imagina un acuerdo comercial entre la Unión Europea y Estados Unidos sin los británicos?”, ha interpelado a la sala.

Moneda única


Eso sí, la desafección ciudadana con las instituciones europeas no se traslada a la moneda única. “Quienes más confianza tienen en ella son los griegos, del 66%, seguidos de los alemanes (62%)”, ha argumentado Vitorio.

¿Qué falla en la arquitectura europea? El escenario no es el propicio para cambiar tratados, por lo que se puede apostar por la creación de organismos que signifiquen, a la práctica, una transmisión de competencias. Este argumento del presidente de Notre Europa cuenta con el visto bueno del subdirector gerente del mecanismo europeo de estabilidad (MEDE), David Vegara.

Su participación en la jornada del Cículo de Economía se ha centrado en explicar cómo funciona la institución y los pasos que ha dado Europa para desendeudar las economías públicas. El próximo paso lógico, según su discurso, es a unión fiscal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad