Rodés, impulsor de la Barcelona contemporánea

stop

Fallece en un accidente de coche uno de los empresarios más influyentes de las últimas décadas

Leopoldo Rodés en una imagen de archivo.

en Barcelona, 08 de julio de 2015 (19:30 CET)

Con la muerte de Leopoldo Rodés (Barcelona, 1935) se va uno de los empresarios catalanes más influyentes y polifacéticos de las última décadas, un emprendedor, un innovador y un gigante de la publicidad, además de mecenas cultural y padre de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.

La publicidad fue su mundo, como él mismo confesaba, y lo dominó como pocos. Fundó Media Planning Group (MPG) en 1978 y la llevó a la cumbre, convirtiéndola en líder del sector de la publicidad y medios de comunicación en España. En 1999, Media Planning se incorporó al grupo francés Havas, líder mundial del sector con presencia en más de 100 países y que Rodés presidía.

Pero la carrera de este empresario catalán había empezado antes de Media Planning. Licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, fundó la agencia Tiempo en los años sesenta, que realizó campañas como la primera de las famosas burbujas de Freixenet.

De la empresa familiar a Caixabank

En el mundo de la empresa se implicó en numerosos proyectos. Por ejemplo, la creación del prestigioso Instituto de Empresa Familiar, del que fue su primer presidente y era, hasta ahora, presidente de honor. Además, entre 1964 y 1974 formó parte de los consejos de administración del Banco Central, el Banco Vitalicio de España y de Ferrocarriles de Cataluña, y entre 1988 y 2004 fue vicepresidente del Banco Urquijo.

En la actualidad, además de ostentar la presidencia del grupo Havas, Rodés era miembro del consejo de administración de Caixabank, vicepresidente del RACC y patrón de la Fundación Abertis, así como miembro del consejo asesor internacional de dicha compañía.

Un mecenas cultural

En el ámbito cultural, era presidente de la Fundación MACBA, de la Fundación Arte y Mecenazgo, a la que últimamente dedicaba gran parte de su tiempo, y miembro del patronato del Gran Teatre del Liceu. Anteriormente había sido presidente del patronato de la Universitat Ramon Llull y patrono de la Fundación Orfeó Catalá-Palau de la Música.

A nivel internacional, era miembro del consejo de administración de Christie's International Europe, miembro del Chairman's Council y del International Council del Museo de Arte Moderno (MoMa) de Nueva York y del National Committee del Whitney Museum of American Art.

Convenciendo a los miembros del COI

Barcelona tiene mucho que agradecerle a Leopoldo Rodés. En 1985 fue presidente del Comité de la Candidatura de los Juegos Olímpicos de Barcelona y pieza clave para la designación de la ciudad como sede de los juegos del 92, encargado de convencer a los miembros del COI. Después de la adjudicación, formó parte del comité ejecutivo de Barcelona 92.

Barcelona le reconoció su aportación a la candidatura olímpica con la medalla de oro al Mérito Cívico de la Ciudad. La Generalitat también lo premió, en 1999, con la Creu de Sant Jordi.

La despedida, el viernes

La capilla ardiente del empresario catalán se instalará en el tanatorio de Sant Gervasi de Barcelona. Está previsto que la ceremonia de despedida se celebre este viernes, según han informado fuentes de Serveis Funeraris de Barcelona a Europa Press.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad