Rosell se reúne en secreto con los vicepresidentes de Foment

stop

El presidente de la CEOE asegura que la cena celebrada anoche tenía por objeto informar sobre la evolución del diálogo social en Madrid y no sobre la sucesión en la patronal catalana

Elena Salgado y Juan Rosell

27 de enero de 2011 (23:22 CET)

Barcelona, jueves 27 de enero, 21 horas. Convocatoria de cena en uno de los hoteles del hostelero Joan Gaspart. Menú: frugal. Invitados: todos los vicepresidentes de Foment del Treball. Orden del día: depende de las expectativas de cada asistente.

El encuentro que tuvo lugar anoche tenía por objeto, según medios próximos al presidente de la patronal CEOE, informar a su equipo de vicepresidentes en Barcelona de la marcha del diálogo social en Madrid, donde Rosell está teniendo un protagonismo creciente en las últimas horas.

“Rosell ha tenido que suspender varias reuniones de comités ejecutivos y aplazarlas por la urgencia de su presencia en Madrid en las últimas horas. Sin ir más lejos, lunes y martes próximo. Por eso desea explicárselo personalmente a los vicepresidentes de la institución empresarial barcelonesa”, añaden las mismas fuentes

Según ese relato, obtenido anoche por Economía Digital, el encuentro sólo tendría por objeto insistir ante su equipo barcelonés del impulso que Rosell y su secretario general en Foment, Joan Pujol, están dando a la negociación con Gobierno y sindicatos. Las conversaciones sobre pensiones han quedado prácticamente cerradas con un principio de acuerdo y, antes de marzo, es muy posible cerrar un acuerdo sobre convenios colectivos con los sindicatos. “Las centrales sindicales están muy proclives al pacto, están haciendo un ejercicio de pragmatismo”, insisten en el entorno de Rosell.

Relevo sosegado

Otras fuentes de Foment del Treball esperaban anoche que Rosell hiciera algún gesto para indicar qué camino le gustaría que adoptase el proceso de sucesión en la patronal catalana. “El presidente no tiene prisa, quiere que la fruta caiga del árbol madura”, explica uno de sus colaboradores más cercanos.

El relevo del recién nombrado presidente de la CEOE podría realizarse en los próximos meses. Rosell espera que sus vicepresidentes alcancen un acuerdo entre ellos para que el futuro presidente de Foment goce del máximo consenso y él pueda dedicarse exclusivamente a hacer rodar la maquinaria de la patronal española.

Joaquim Gay de Montellà y Eusebi Cima, ambos vicepresidentes de Foment, se han convertido en los dos candidatos mejor situados para asumir el cargo. Gay de Montellà, según algunas fuentes de Foment, cuenta con posibilidades de consenso, puesto que Cima, recién escogido presidente de Fepyme, ha recibido encargos directos de Rosell para intermediar en las relaciones entre CEOE y Cepyme, además de modernizar esta última organización patronal.

“Si son incapaces de alcanzar el consenso, Rosell esperará a dar ningún paso. Ahora está centrado en renovar el aparato de la CEOE en Madrid. Eso afectará incluso a algunos técnicos de Foment, que se incorporarán a su equipo de confianza”, señala un colaborador del empresario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad