Rubalcaba 'encaja' el PSC en el PSOE

stop

FUTURO SOCIALISTA

04 de julio de 2013 (21:37 CET)

El consejo territorial del PSOE aprobará este sábado un documento de reforma de la Constitución que tendrá el apoyo del PSC, a pesar de las dificultades para recoger, de forma literal, las peticiones de los socialistas catalanes, muy conscientes de la importancia de ese acuerdo, que debe servir a su primer secretario, Pere Navarro, como un proyecto alternativo y sólido frente al soberanismo que defiende CiU y ERC.

Y la cuestión central, en la que el PSC se volcará en las próximas horas, y que se podría concretar en el último momento, en la cena entre los dirigentes territoriales del PSOE de este viernes, es el principio de ordinalidad que debe guiar el modelo de financiación autonómica.

Ordinalidad

La filosofía de esa concepción, --no pueden quedarse en una posición inferior las comunidades que aporten más respecto a las que reciben-- aunque no se introduzca la palabra “ordinalidad”, será muy clara en el documento final, aseguran dirigentes del PSC, que también inciden en la importancia del acuerdo para el propio Rubalcaba.

Otra cuestión, como el reconocimento de la plurinacionalidad del Estado, podría quedar en el aire, o con un redactado mucho más alambicado.

Las palabras de Jáuregui

El PSOE, de hecho, ha movido una ficha que al PSC le puede beneficiar en el último momento. Y es que los socialistas catalanes llegarán a Granada, en el Consejo Político Territorial del sábado, después de las palabras de Ramón Jáuregui, responsable de la coordinación del documento, en las que rechazaba recoger los conceptos de ordinalidad y de plurinacionalidad..

Las distintas federaciones socialistas tampoco han aceptado que se incluya la posibilidad de convocar referéndums territorializados, como pedía inicialmente el PSC, aunque la dirección de los socialistas catalanes no pretendían hacer una batalla de ello.

Escocia

Desde el primer momento, en el caso de la consulta soberanista en Catalunya, marcada por el derecho a decidir, el PSC se ha mostrado a favor, pero siempre que se alcance un acuerdo con el Gobierno central. El modelo es seguir lo que ha hecho el Gobierno británico al ceder, temporalmente, las competencias al gobierno escocés para poder convocar un referéndum.

En cualquier caso, el 'encaje' del PSC en el proyecto del PSOE, que desea acometer, por primera vez, una reforma constitucional en clave federal de largo alcance, y que de, de hecho, se ha movido en gran parte forzado por el socialismo catalán, supone una tercera vía entre el neocentralismo del PP y el soberanismo de CiU y ERC en Catalunya.

La bandera de Navarro

Y a eso se agarra el PSC, y Pere Navarro, que sabe que a partir del sábado debería comenzar una nueva etapa, muy complicada, pero posible que le lleve a levantar la bandera federal en Catalunya con ciertas garantías de que el PSOE estará detrás.

Rubalcaba está en ello, aunque no todo el PSOE. El hecho decisivo es que el PSOE andaluz coincide en gran medida con el PSC, y es la federación socialista más importante. La Fundación Alfonso Perales, vinculada al socialismo andaluz, elaboró una propuesta, presentada en Madrid la pasada semana, que va en la línea del PSC, y que incluye una amplia descentralización de la Justicia.

Nuevo protocolo

En ese 'encaje' del PSC en el PSOE hay que añadir un nuevo protocolo de relaciones, que llevará al socialismo catalán a codirigir el grupo parlamentario del PSOE en el Congreso, aunque, tal vez, con un nuevo representante.

Lo era José Zaragoza, que dejó esa responsabilidad tras la votación separada en el Congreso por el derecho a decidir, y lo podría ser ahora el diputado Francesc Vallés.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad