Rubalcaba se suma a la reforma de la Constitución que reclama el Círculo

stop

JORNADAS DE SITGES

Rubalcaba en el Círculo de Economía | EFE

31 de mayo de 2013 (14:29 CET)

El idilio entre el Círculo de Economía y las tesis socialistas continua. Si primero fue la coincidencia entre el lobby empresarial catalán y el federalismo que reivindica el PSC y el PSOE, en el evento más importante del año para la patronal, la reunión de Sitges (Barcelona), el líder de los socialistas españoles, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dado un espaldarazo sin fisuras a la reforma constitucional que reclama la institución presidida por Josep Piqué.

“Estamos dispuestos a hacer un esfuerzo y abrir la Carta Magna”, ha asegurado el líder de la oposición ante el empresariado catalán. De hecho, Rubalcaba valora el nuevo paso que se debe dar como la finalización del trabajo iniciado hace 35 años en la Transición. “En ese momento no se completó porque el margen de maniobra que teníamos no era total”, señala.

Derecho a decidir

Esta ocasión sería el momento ideal para debatir sobre el encaje de Catalunya con España. Y los socialistas están dispuestos a sentarse con el President Artur Mas para hablar de cómo debe cambiar la relación entre ambos. La diagnosis inicial de Rubalcaba coincide con la del mandatario catalán: no puede seguir igual.

El diseño es lo que se debe discutir, sin apriorismos ni amenazas como la de Mas de separarse de España si no se le da todo lo que reclama, señala Rubalcaba. “Le pido al President que confíe”.

Acuerdo con Rajoy

El pacto con Catalunya no es el único que está en la agenda de los socialistas. Rubalcaba también ha escogido la reunión de Sitges para presentar el documento que engloba las reclamaciones de los socialistas para conseguir un gran pacto con el Gobierno de Mariano Rajoy y llegar con una voz única al consejo europeo de junio.

El líder del PSOE ha evitado en todo momento hablar de acuerdo de Estado por las connotaciones que ello comporta. Prefiere marcar distancias con un nombre equívoco que evoca un momento muy diferente al actual, ha justificado ante el empresariado catalán.

Temas sobre la mesa

Pero las conversaciones están en marcha y en algunos puntos incluso ya se ha avanzado de forma significativo. Los temas que están sobre la mesa son la educación, la vivienda o el sistema de pensiones, entre otros. Elementos que, si se negocian de golpe, es más fácil pactar, argumenta Rubalcaba.

Entre otros, ha avanzado la necesidad de definir de forma clara una nueva política industrial, facilitar que el crédito llegue a las pymes (para ello, exige más implicación del Banco Central Europeo en fiscalizar sus propias políticas) o en replantearse de nuevo una ley de la educación.

“No es posible que con el escenario actual se impulse una norma con menos consenso que la anterior”, afirma el líder socialista. La solución, de nuevo, pasa por el pacto y el diálogo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad