Ruiz vincula los futuros recortes sanitarios a la ayuda del Estado

stop

El consejero exige un pacto social sobre la sanidad para encarar los nuevos retos sanitarios. Afirma que hace las demandas “desde la legitimidad de haber hecho los deberes”

El conseller Boi Ruiz

26 de octubre de 2011 (12:44 CET)

El consejero de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha reclamado este miércoles al nuevo Gobierno que salga de las urnas del 20N más recursos para el sistema sanitario para encarar las “presiones de la evolución demográfica, la innovación tecnológica constante y la obligación de pagar las deudas”. Por ello, el político catalán exige un pacto entre el nuevo Ejecutivo y la oposición.

En su comparecencia al Parlamanet de Catalunya, Ruiz ha explicado que la inyección de capital tiene que llegar independientemente del ajuste de 1.000 millones de euros en el presupuesto que ha realizado este año la Generalitat. En este sentido, asegura que el "tijeretazo" al 10% del presupuesto de 2011 ha permitido salvar los muebles este año pero no garantiza afrontar las presiones que surgirán en 2012.

Ante los parlamentarios catalanes ha dejado claro que hace estas reclamaciones “desde la legitimidad de haber hecho los deberes”. A pesar de las protestas in crescendo de la sociedad catalana, Ruiz ha justificado que “cumplir dolorosamente con el presupuesto” constituye una “base sólida” para afrontar los próximos tres años de legislatura. Ímplicitamente ha reconocido que el trabajo no está finalizado.

Pacto pendiente en el ICS

El consejero ha agradecido a los profesionales su capacidad para llegar a acuerdos en la mayoría del sector. Aunque queda pendiente la reorganización y el pacto con los asalariados del Institut Catalá de la Salut (ICS), la mayor empresa pública con más de 40.000 empleados. El departamento de Salut de la Generalitat comunicó el martes que en diciembre detallará la hoja de ruta de la sanidad catalana para 2012.

Quién sí ha hablado es el presidente del ICS, Josep Prat. Señaló que se tienen que propiciar “alianzas y sinergias” entre hospitales y centros de atención primaria para unificar servicios y evitar luchas “por ser especialistas en todo”. A su juicio, la empresa pública tiene una estructura muy sindicalizada, protocolizada, centralizada y cuenta con una “macroestructura directiva”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad