Rull insiste: la consulta soberanista a mediados de 2014

stop

Convergència se fija el segundo semestre del próximo año con una pregunta pactada a finales de 2013

Josep Rull, secretario de organización de CDC./EFE

22 de julio de 2013 (18:19 CET)

El motor está en marcha. Y el coche sigue acelerando. Delante, le espera un muro de grandes dimensiones. Pero Convergència considera que lo podrá superar. ¿De qué manera? Esa circunstancia todavía no está clara. Pero la voluntad de convocar la consulta soberanista es firme. El secretario general de Convergència, Josep Rull, ha afirmado este lunes que su partido ya tiene la fecha: será en el segundo semestre de 2014.

Sin embargo, CiU ya había previsto esa posibilidad, porque una de las ideas es convocar el referéndum coincidiendo con la consulta en Escocia, el 18 de septiembre. En todo caso, no se desea hacerlo después de los escoceses, porque el sí a la independencia en Escocia tiene ahora muy pocas probabilidades de ganar, y podría desincentivar al electorado catalán.

Exigencia de ERC


Rull, además, ha asegurado que a finales de 2013 deberá qudar fijada tanto la pregunta como la fecha final de la consulta, tal y como le pide Esquerra Republicana al presidente Artur Mas. En el primer semestre se ve complicado, porque se celebrarán las elecciones al Parlamento Europeo. Algunos dirigentes de Convergència, sin embargo, habían sugerido que el referéndum soberanista pudiera coincidir con las europeas.

Rull ha dado cuenta de la campaña de su partido, que, a lo largo de los últimos meses, ha sondeado a sus militantes a lo largo del territorio. Bajo la pregunta de ¿Qué está pasando en Catalunya?, Rull ha asegurado que “hay una posición de partida sólida a favor del derecho a decidir y la independencia, pero hay que ampliarla”, para lograr el objetivo de CDC de un “estado propio”.

Debilidad de Rajoy

Convergència considera que la actual situación de “debilidad” de Rajoy es un problema para la causa soberanista. “Los fuertes pactan, y los débiles imponen”, ha asegurado.

Ello dificulta un posible acuerdo para celebrar la consulta, según Rull, quien ha recordado que a finales de mes el President Mas enviará una carta al presidente del Gobierno en la que volverá a solicitar el permiso para convocar el referéndum, junto a un informe del Consejo Asesor para la Transición Nacional en el que se expondrá que no hace falta modificar la Constitución. “Se trata más de un problema político que jurídico”, ha insistido Josep Rull.

El muro, en todo caso, sigue en el horizonte.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad