Salgado afea la conducta a Catalunya por incumplir con el objetivo del déficit público

stop

Insta a la Generalitat a adoptar medidas “con la mayor firmeza posible” para encauzar la situación

Elena Salgado

01 de marzo de 2011 (17:05 CET)

Elena Salgado, ministra de Economía, afeó a Catalunya que hubiese cerrado el año con una "considerable" desviación respecto al compromiso de reducción del déficit público de 2010. En este sentido reclamó que la Generalitat debe adoptar medidas con la "mayor firmeza posible" para enderezar la situación.

Elena Salgado afirmó se va a incrementar aun más el control sobre las cuentas de las autonomías con la publicación trimestral de sus datos de ejecución presupuestaria. No obstante, de momento descartó medidas adicionales de ahorro o nuevas iniciativas para limitar el endeudamiento de las regiones.

Catalunya cerró el año con un déficit público del 3,86% del PIB. Por encima de la media de las autonomías que fue del 3,39%, casi tres décimas por encima de la cifra que se fijó como esfuerzo para el conjunto de comunidades. En la misma situación que Catalunya se encuentran Baleares, Murcia y Castilla-La Mancha. Con desviación "significativa" estuvieron Aragón, Navarra, La Rioja y Comunidad Valenciana, el resto de autonomías se ajustó básicamente a las previsiones.

Homs responde

Las palabras de Salgado fueron contestadas horas después por el portavoz del gobierno catalán, Francesc Homs, que recordó que el 24 de noviembre días antes de las elecciones se consideró que Catalunya cumplía el objetivo del déficit y ahora se le llama la atención por incumplidora.

El déficit público se cerró en el 9,2% en el estado y cerró el año en 92.227 millones de euros, lo que supone el 9,2% del PIB, una décima mejor de lo estimado en las previsiones oficiales del Gobierno, según los datos avanzados por Salgado.

En concreto, el Estado registró un déficit de 52.798 millones, el 4,97%, lo que supone una mejora de casi un punto respecto a la cifra planteada en el programa de estabilidad enviado a Bruselas. El déficit del Estado se ha reducido casi a la mitad en un año por el aumento de ingresos y la reducción del gasto.
Por su parte, las comunidades autónomas cerraron el año con un saldo negativo de 35.997 millones, un 3,39% del PIB. Si no se tienen en cuenta los anticipos a cuenta, el déficit de las comunidades se ha situado en el 2,8% frente al 2,4% planteado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Las entidades locales, que ascienden a más de 8.000 administraciones, sumaron un déficit del 0,64%, aunque habrá que esperar para conocer los datos definitivos.

Por su parte, las entidades que integran Seguridad Social han registrado un déficit de 2.588 millones de euros, el 0,24% del PIB, que supone una desviación de 0,4 puntos de PIB. Tres décimas se deben al Servicio Público de Empleo y seis al Fondo de Garantía Salarial.

La deuda pública se situó en el 46% del PIB en el caso del Estado y se elevó al 60% al tener en cuenta todas las administraciones, más de dos puntos menos que la última previsión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad