Paro. Un grupo de personas hace cola en una oficina de empleo de Alcalá de Henares (Madrid). EFE/Fernando Villar
stop

Pedro Sánchez prepara un plan para fomentar el empleo entre parados de larga duración antes de las elecciones con una dotación de 2.500 millones de euros

Economía Digital

Paro. Un grupo de personas hace cola en una oficina de empleo de Alcalá de Henares (Madrid). EFE/Fernando Villar

Madrid, 26 de marzo de 2019 (11:59 CET)

Pedro Sánchez se lanza al voto de los parados de larga duración. El presidente del Gobierno prepara el Plan Reincorpora-T, un programa para fomentar el empleo de este colectivo que contará con una dotación de 2.500 millones de euros.

La iniciativa, que será parte de los "viernes sociales" tendrá una duración de tres años, de 2019 a 2021, según publica El Confidencial. Así, el primer año la dotación presupuestaria será de 737,2 millones de euros, seguida por una de 1.038 millones en 2020 y 691,8 millones en 2021.

El objetivo del plan es reducir la tasa de paro de larga duración en 2,2 puntos porcentuales, desde el 5,8% del cuarto trimestre de 2018 hasta el 3,6% al cierre de 2021. Esto significa lograr la reinserción en el mercado laboral de unos 150.000 desempleados de larga duración al año.

El Gobierno añade una batería de medidas para este tipo de parados, que van desde la orientación hasta la contratación, pasando por la formación y la bonificación del empleo.

El Ejecutivo financiará cursos para que los parados de larga duración obtengan “competencias clave”

El ejecutivo de Sánchez ya ha aprobó la recuperación de la prestación por desempleo a los mayores de 52 años, que está incluida en la memoria presupuestaria de este plan. En total, se destinarán 1.196 millones en tres años a este subsidio, de los cuales, 388 millones se emplearán este año.

Otro de los capítulos presupuestarios importantes será el de formación profesional a los desempleados, dotado con 732 millones. El Ejecutivo financiará cursos para que los parados obtengan “competencias clave” -como cursos de lenguas oficiales de España, lenguas extranjeras y matemáticas- para aquellos desempleados más vulnerables por su bajo nivel formativo. 

Además, se pondrán en marcha programas de formación en competencias digitales, especialmente diseñados para mayores de 45 años, con los que se pretende llegar al 10% de este colectivo. Por último, se financiarán cursos en “sectores de interés preferente”, como son la sostenibilidad medioambiental, la transición energética, los cuidados personales y la dependencia.

Bonificaciones para las empresas

El Gobierno también quiere establecer bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social para las empresas que contraten a desempleados de larga duración. Esta partida está dotada de 277 millones de euros. Entre las bonificaciones hay de 1.300 euros al año por trabajador contratado y de 1.500 euros si son mujeres a las empresas.

El Ejecutivo también pretende apoyar el emparedamiento, especialmente en el mundo rural. Para ello, aprobará ayudas de financiación que tendrán un presupuesto de tres millones de euros anuales.

En cuanto a los concursos públicos, el Gobierno quiere que las empresas que accedan a un contrato público tengan que incorporar un 10% de trabajadores a la plantilla creada para realizar esa tarea, siempre que se incorporen un mínimo de 10 personas.

Por último, el Ejecutivo plantea la posibilidad de establecer el contrato de relevo para el mundo rural, de modo que se favorezca la transición de los trabajadores más veteranos hacia los jóvenes y así crear oportunidades de empleo en la 'España vacía'.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad