Sánchez-Camacho se perfila como candidata del PP para el 27-S

stop

HACIA EL 27S

La presidenta del PP en Cataluña, Alícia Sánchez-Camacho, en una imagen de archivo

en Barcelona, 26 de julio de 2015 (16:35 CET)

El Parlament ya se ha disuelto y, aunque no hay convocatoria oficial, las elecciones están a la vuelta de la esquina. Se celebrarán dentro de dos meses, pero el PP aún no ha nombrado candidato. Este hecho ha despertado un sinfín de rumores. Cotilleos que apuntan a que Alicia Sánchez-Camacho podría retirarse de la política catalana y dar paso a un nuevo líder popular en Cataluña.

No obstante, todo apunta a que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, validará a Sánchez-Camacho como cabeza de la lista del PP para el 27-S la semana que viene. El presidente español tomará la decisión definitiva durante una visita a Barcelona que ya está agendada.

Dos motivos para mantener a Alicia

Fuentes populares explican que, si bien es cierto que existe un "run run" dentro del partido pidiendo el relevo de la actual presidenta del PP catalán, Rajoy tiene al menos dos motivos para mantenerla en su puesto.

El primero: Sánchez-Camacho ha sido fiel al PP. Se ha desgastado defendiendo las ideas del partido en una plaza muy incómoda y, aunque haya podido cometer algún error, como el del escándalo de La Camarga, Rajoy valora su tarea al frente de la formación en Cataluña.

El pasado reciente de Albiol

El segundo: no hay un sustituto claro. El ex alcalde de Badalona Xavier García-Albiol se perfilaba como posible sustituto de Sánchez-Camacho, pero su campaña en las municipales juega en su contra. Albiol se presentó a las elecciones con el lema "Limpiar Badalona". La oposición lo vio un eslogan racista y no dejó de atacarlo. Tanto es así, que aunque se impuso en las urnas, un pacto del resto de partidos ha impedido que sea alcalde de su ciudad.

En el PP temen que ese pasado reciente le pase factura. Tampoco ven claro el liderazgo de Alejandro Fernández, el alcaldable por Tarragona y diputado en el Congreso. Su nombre suena en todas las quinielas, pero Fernández es poco conocido y en el partido son conscientes de que dos meses no es tiempo suficiente para afianzarlo ante el electorado.

¿Relevo tras las elecciones?  

Así las cosas, la decisión más práctica para Rajoy pasa por mantener a Sánchez-Camacho al frente del partido y como cabeza de la lista electoral, pero con idea de buscarle una salida después de los comicios. Si el PP vuelve a gobernar tras la generales previstas para fin de año, es posible que la presidenta del PP catalán adquiera responsabilidades en el nuevo Ejecutivo.

Eso permitiría al PP catalán renovarse con mucha más calma y tranquilidad, con un debate menos precipitado. El actual portavoz en el Parlament, Enric Millo, sería el candidato ideal para ponerse al frente del partido durante esa etapa de transición a la espera de que la formación, cuyas perspectivas electoral son más bien negativas, concrete el relevo y encare su futuro.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad