Sánchez, Casals y Vila d'Abadal amenazaron a ERC para que aceptase la lista única

stop

EL ESCENARIO CATALÁN: LA LISTA ÚNICA

en Barcelona, 20 de julio de 2015 (21:02 CET)

Desde que el pasado lunes CDC y ERC llegaron a un acuerdo para ir juntos a las elecciones autonómicas del 27 de septiembre, una pregunta planea sobre la compleja política catalana: ¿Por qué aceptó Junqueras ese acuerdo que perjudica a su partido subyugándolo a los intereses de Artur Mas?

La primera explicación que se ofreció es razonable: Mas amenazó con no convocar elecciones y, al fin y al cabo, como presidente de la Generalitat, es la única persona que tiene la prerrogativa de llamar a las urnas.

Mas, el malo de la película

Pero esa justificación cojea, porque Junqueras podía haber salido al ruedo mediático cargando contra un Mas que incumplía su promesa de celebrar las elecciones en otoño. Ante los ojos de la opinión pública independentista, el president habría quedado como el malo de la película.

Junqueras no tuvo ocasión de plantear esa estrategia, porque se vio acorralado por los dirigentes de las entidades soberanistas presentes en la reunión: Jordi Sánchez (Asamblea Nacional Catalana), Muriel Casals (Òmnium Cultural) y Josep Maria Vila d'Abadal (Asociación de Municipios por la Independencia).

¿El fin de ERC?

Sánchez, Casals y Vila d'Abadal amenazaron a Junqueras: "Si no hay elecciones, serás el culpable", le dijeron asegurando que pondrían todo su poder mediático en contra de ERC y de su presidente, según explican fuentes de los republicanos perplejas ante la decisión tomada por su líder.

Una decisión que ya no tiene marcha atrás y que puede suponer el fin de un partido con 80 años de historia. Si la lista conjunta no gana las elecciones, ¿qué pasará con ERC? La formación quedará diluida en un grupo parlamentario capitaneado por Artur Mas o quizá por Raül Romeva y los republicanos se pasarán una legislatura entera sin voz ni voto en el Parlament o, en el mejor de los casos, chupando banquillo del grupo mixto.    

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad