Sánchez dimitirá si los 'susanistas' deciden abstenerse ante Rajoy

stop

El todavía secretario general del PSOE asegura que el comité federal deberá tomar una decisión política, sin un debate reglamentario, y que en función del resultado tomará una decisión sobre su futuro

Pedro Sánchez, durante su comparecencia este viernes en la sede del PSOE en Ferraz, Madrid. EFE/Javier López

Barcelona, 30 de septiembre de 2016 (21:07 CET)

Pedro Sánchez se ha anticipado a sus críticos. En una comparecencia en la sede del PSOE ha asegurado que el comité federal de este sábado deberá decidir entre un 'no' a Rajoy o una abstención para dejarle gobernar. Y en función de ello tomará un decisión, en una clara presión a los partidarios de Susana Díaz, que pasaría por su dimisión.

Con la idea de que ese comité federal debería decidir también la convocatoria de un congreso extraordinario, para elegir a un nuevo secretario general, Sánchez ha insistido en que no se debería "cerrar las puertas" a que la militancia pueda participar".


Gobernar sin oposición

Pero el dirigente socialista ha incidido en que no se trata de decidir sobre "reglamentos", sino de debatir una decisión "trascendente" de carácter político: "o se plantea una alternativa a Rajoy, transversal, o se le deja gobernar".

Sánchez trata de buscar o una victoria o una retirada airosa, pensando en los militantes que no quieren saber nada del PP. Sus partidarios consideran que pueden tener mayoría en el comité federal. La cuestión es si aceptan, de entrada, que se pueda debatir lo que plantea Sánchez. El objetivo de los 'susanistas' es dejar a Sánchez sin ningún papel, y que el partido lo conduzca ya una gestora.

El argumento de Sánchez, que se quiere centrar en el debate político –en cualquier caso, si el PSOE acaba en manos de una gestora, deberá decidir de inmediato si permite o no la investidura de Rajoy-- es que el líder del PP acabaría gobernando desde el chantaje: "si el PSOE se abstiene, debería luego aprobar los presupuestos y todas las leyes importantes, y lo que no puede pedir Rajoy es gobernar sin oposición, y eso es lo que está en juego".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad