Sánchez resistirá aunque tumben su congreso exprés

stop

El secretario general del PSOE cree que unas terceras elecciones "nunca pueden ser mala solución"

Pedro Sánchez y César Luena durante una reunión de la Ejecutiva del partido. EFE/Emilio Naranjo

Barcelona, 27 de septiembre de 2016 (12:59 CET)

Pedro Sánchez no se rendirá pase lo que pase el sábado en el Comité Federal socialista. El secretario general socialista asegura en una entrevista en Cadena Ser que un revolcón en la cita de este fin de semana con los dirigentes del partido no le hará dimitir. No solo eso. Ha retado a los críticos a "hablar claro" si quieren que la formación facilite la investidura de Mariano Rajoy.

A juicio de Sánchez, la decisión sobre permitir o bloquear la reelección del líder popular no es una simple cuestión "táctica" sino que tendrá efectos sobre el proyecto del partido durante los próximos años. Por eso defiende sin fisuras su "no es no" a Rajoy, aunque conduzca a unos nuevos comicios. "Para un país y para un demócrata unas elecciones nunca pueden ser mala solución", subraya.

El líder socialista prefiere intentar su propia investidura, aunque para ello tenga que ignorar las líneas rojas decididas por el PSOE: no pactar con formaciones independentistas. "El sentido común dice que Mariano Rajoy no puede ser presidente y tendría que haber dimitido hace tres años cuando envió aquel SMS a Bárcenas", opina.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad