El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en la Moncloa en la que anunció la convocatoria de elecciones generales para el 28 de abril. Foto: EFE/CM
stop

El presidente del Gobierno prepara la mayor oferta de empleo público de cara a las elecciones del 28 de abril

Economía Digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en la Moncloa en la que anunció la convocatoria de elecciones generales para el 28 de abril. Foto: EFE/CM

Madrid, 26 de febrero de 2019 (09:01 CET)

Se acercan las elecciones generales y Pedro Sánchez tiene una estrategia para ganarse el voto de los funcionarios. El presidente del Gobierno tiene previsto generar una gran oferta de empleo público antes del 28-A, la mayor hasta el fecha. El objetivo es tramitarla a finales de marzo o principios de abril como tarde.

Aún así, el Ejecutivo aún mantiene en secreto el número de plazas. Aunque los representantes sindicales han señalado que la cifra podría superar la cifra del año pasado, la mayor convocatoria desde 2008, según publica El Mundo.

En 2018, el Gobierno aprobó una oferta para la Administración General del Estado (AGE) dotada de más de 30.000 plazas, lo que supuso la mayor oferta de creación de empleo neto de la historia.

Una vez que la medida se acuerde con los representantes sindicales, podría ser tramitada como un real decreto ley, por lo que se garantiza su cumplimiento. Las administraciones cuentan con más de 2,5 millones de funcionarios y trabajadores públicos.

Subida salarial de los funcionarios

Esta medida se unirá a la subida salarial que ejecutó el Gobierno para los trabajadores públicos, una mejora que Sánchez se encargó de blindar mediante decreto ley. Así el aumento salarial quedó garantizado incluso si no se aprobaban los presupuestos, como así ha ocurrido.

El aumento es del 2,25% y supone un gasto para las administraciones públicas de unos 3.600 millones de euros. De esta cantidad, las comunidades autónomas se harán cargo de la mitad de la subida, unos 2.098 millones ,según cálculos del propio Ejecutivo. Más de la mitad del total de funcionarios de España trabajan para las CCAA.

Además, a la oferta de plazas de empleo públicas se le sumaría la puesta en marcha de la denominada bolsa de horas, negociada con los sindicatos. Los funcionarios tendrían así disponibles 82 horas al año para dedicarlas al cuidado de hijos o familiares dependientes.

Esto ya se pactó a finales del año pasado para que los trabajadores disponibles tengan flexibilidad en el 5% de su jornada anual, aunque las horas deberán ser posteriormente recuperadas. Asimismo, en las conversaciones también se ha tratado la renovación del convenio único para personal laboral.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad