Sánchez se pone a prueba ante la dirigencia del PSOE

stop

En el Comité Federal, busca resistir las presiones de los viejos dirigentes que instan a un acuerdo con el PP, e intentará convencer a los barones que recelan de Podemos. Ya cedió ante la presión de Susana Díaz y aceptó realizar el congreso entre el 20 y 22 de mayo.

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE y Susana Díaz, secretaria general de la federación andaluza.

en Madrid, 30 de enero de 2016 (11:21 CET)

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pone a prueba su liderazgo ante los barones socialistas. Entre las presiones de los viejos dirigentes como Felipe González, que prefieren un pacto con el PP, los dirigentes territoriales le instarán a que intente formar un gobierno progresista en caso que fracase la investidura de Rajoy.

Podemos es el fantasma que sobrevuela en el encuentro. No hay tantas diferencias ideológicas a la hora de acordar con el partido de Pablo Iglesias, pero un sector encabezado por Susana Díaz no quiere ni oír hablar de cualquier amague de Podemos sobre el referéndum de Cataluña.

Díaz, de nuevo contra Podemos

Ni bien puso un pie en la sede de la calle Ferraz, la dirigente andaluza dijo estar "cansada" de que Iglesias "falte el respeto" a su partido. "No sé quién le ha dado derecho a arrogarse decir lo que piensan los militantes socialistas", agregó.

La tesis que cobra más cuerpo es que si el PSOE va a pactar, que no dependa sólo de Podemos, sino que también busque una alianza con Izquierda Unida y Ciudadanos, para no depender de los vaivenes independentistas de la agrupación morada.

Javier Lambán, presidente de Aragón, intenta no vetar la posibilidad de un acuerdo con Podemos. Dijo que es posible negociar con partidos que defiendan al derecho de autodeterminación en sus estatutos, pero que no pongan ese punto como condición para formar gobierno.

Acuerdo por el próximo congreso

Técnicamente, este Comité Federal no aprobará ninguna nueva resolución sobre pactos, ya que sigue vigente la hoja de ruta aprobada el pasado 28 de diciembre. En ella, se autorizó a Sánchez a que busque acuerdos para formar gobierno, pero siempre y cuando no propongan un referéndum de autodeterminación para Catalunya.

Lo que sí se ha resuelto es que el próximo secretario general será elegido entre el 20 y el 22 de mayo, y la primarias se celebrarán el 8 de mayo.

En un principio, la idea era realizar el congreso a mediados de junio, pero ante las presiones de las federaciones de Andalucía, Comunidad Valenciana, Asturias y Aragón, se ha adelantado un mes, para que el partido pueda tener "un nuevo proyecto" en caso de tener que enfrentar nuevas elecciones generales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad