El portavoz de ERC, Joan Tardà. /EFE

Sánchez también promete diálogo a ERC para lograr sus votos contra Rajoy

stop

ERC se felicita por cambiar a Rajoy por Sánchez porque "no es lo mismo un gobierno del PP sustentado por Cs que uno del PSOE sustentado por Podemos"

Barcelona, 31 de mayo de 2018 (19:42 CET)

El socialista Pedro Sánchez ha conseguido el apoyo de ERC a la moción de censura contra el presidente del Gobierno a cambio de su compromiso para iniciar el diálogo sobre la crisis política catalana. Sánchez, que mantuvo un duelo de guante blanco con Joan Tardà, dijo que sus respectivos partidos parten de “posiciones distantes”, pero se comprometió con el diálogo.

ERC contribuirá a defenestrar a Mariano Rajoy pese a desconfiar del socialista Sánchez. En su intervención el Congreso de los Diputados, Tardà indicó que su voto será “de rechazo a la corrupción del PP” aunque “no compartimos el programa del PSOE”.

Tardà recordó que el PSOE ha apoyado la aplicación del artículo 155 de la Constitución para intervenir el gobierno de la Generalitat y “ha legitimado la existencia de presos políticos”. No obstante, añadió que, como catalán, ve diferencias entre un gobierno del PSOE sustentado por Podemos y otro del PP apoyado por Ciudadanos. Y se felicitó porque, a diferencia de estos dos últimos partidos, al menos los socialistas no intentan “destruir” el modelo de escuela catalana.

El diputado republicano se mostró muy duro con la corrupción del PP. Subrayó que Rajoy es el último ejemplo de un “régimen carcomido”, “caducado”, que se inició con el rey Juan Carlos I. También acusó a los populares de explotar un “filón” electoral del Estatut y el anticatalanismo.

Siete acusaciones

Resumió las acusaciones contra el gobierno de Rajoy en siete puntos: no tiene proyecto para Cataluña, ha intentado “cargarse” el modelo educativo catalán, ha fomentado la catalanofobia, incentivado la violencia, secuestrado las instituciones de autogobierno, dinamitado su radio y televisión pública, ahogado las finanzas de la Generalitat y “denigrado” a los Mossos. Incluso tuvo un recuerdo para el mayor Josep Lluís Trapero, destituido por el 155 y actualmente procesado.

Dirigiéndose al candidato socialista a la investidura, Tardà le indico que “nunca asumiremos la criminalización de la desobediencia civil y pacífica”. Subrayó esta cuestión al aconsejarle que se lo apunte.

En su réplica, Sánchez reconoció que una parte de lo sucedido en Cataluña en los últimos tiempos ha sido a consecuencia del recorte del Estatut. “Cataluña tiene un Estatut que no votó”, añadió. Sin embargo, el líder del PSOE indicó a Tardà que el independentismo también ha crispado a la sociedad catalana y puso como ejemplo las sesiones del Parlament del pasado 6 y 7 de septiembre.

Joan Tardà pide a Sánchez que no les “tomen de nuevo el pelo”

Sánchez subrayó que “la clave” para resolver la crisis catalana tiene que ver con superar la dinámica de bloques entre independentistas y constitucionalistas. Indicó que ninguno es hegemónico. También le dijo a Tardà que no compartía sus declaraciones en el sentido que el poder judicial no es independiente, ni tampoco la denominación de “presos políticos” (“No lo digo yo, lo dice Amnistía Internacional”, le recordó).

El candidato a la investidura insistió a ERC en que debían “reforzar los lazos de colaboración y de lealtad institucional que se han visto rotos”. Le recordó que sus partidos son de izquierda, progresistas, y que han sido capaces de entenderse en el pasado. Lanzó el “propósito de destensar el conflicto catalán” y, como parafraseando al poeta Antonio Machado, de que “hagamos camino al andar”.

Tardà aceptó la propuesta de diálogo, pero le exigió que “no nos tomen de nuevo el pelo”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad