Pere Aragonès y Quim Torra en el Parlament. La consejería de Economía confirma que Cataluña se empobrece a causa del "procés". EFE/Marta Pérez

Sánchez salvará el 'match ball' financiero de Cataluña con 4.400M

stop

La Generalitat afronta vencimientos de deuda durante el primer trimestre de este año por más de 4.400 millones de euros

Josep Maria Casas

Economía Digital

Pere Aragonès y Quim Torra en el Parlament. La consejería de Economía confirma que Cataluña se empobrece a causa del "procés". EFE/Marta Pérez

Barcelona, 07 de febrero de 2019 (04:55 CET)

La Generalitat afronta vencimientos de deuda durante el primer trimestre de este año por un importe de más de 4.400 millones de euros. Para cubrir estos vencimientos y las necesidades ordinarias, el gobierno catalán no recurrirá al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), sino al Fondo de Facilidad Financiera (FFF), otro instrumento de liquidez tutelado por el Gobierno español que le ofrece condiciones más ventajosas. Necesita que el Estado le saque las castañas del fuego este 2019 con más de 8.000 millones de euros.

Ante la situación de prórroga de los presupuestos para este año, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha presentado en el Parlament un decreto ley de medidas financieras para el sector público.

Se trata de un trámite para poderse endeudar y pagar las amortizaciones pendientes. El decreto se aprobó por 60 votos a favor (Junts per Catalunya y ERC), 4 en contra (CUP) y 65 abstenciones del resto de grupos. La oposición cargó contra Aragonès por ser incapaz de aprobar el presupuesto, pero facilitó la aprobación del decreto para evitar el bloqueo de la Generalitat.

Durante este primer trimestre, los consorcios y empresas públicas de la Generalitat también deberán satisfacer amortizaciones por cerca de 53 millones de euros.

La vuelta a los mercados financieros

Aragonès confirmó que cambian el FLA por el FFF, que definió como “un fondo menos estricto”, al que se pueden acoger las comunidades que cumplen con los objetivos de déficit. Añadió que el FFF tan solo será un instrumento de “tránsito” antes de volver a los mercados financieros, que es donde consiguen préstamos “los gobiernos soberanos y subsoberanos”. No precisó que entendía por “subsoberano”.

Los sectores empresariales catalanes no comparten este criterio. El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls, apuntó en una rueda de prensa que “no ve cuál es la ventaja” de que Cataluña vuelva a los mercados financieros cuando puede obtener mejores condiciones con los fondos estatales.

El trámite parlamentario de la aprobación del decreto ley de necesidades financieras de la Generalitat desembocó en un rifirrafe sobre los fallidos presupuestos para este año.

Antonio Espinosa (Ciudadanos) reprochó a Aragonès que, en vez de traerles este decreto ley, no les hubiera llevado una propuesta de presupuestos. Alicia Romero (PSC) constató el “fracaso” del gobierno catalán al recordarles que sus vecinos de Valencia y de las Baleares presentaron los proyectos en octubre y los aprobaron antes de Navidad.

David Cid (Catalunya en Comú-Podem) comparó este debate con el “día de la marmota” porque, año tras año, se repite la misma situación. Cid volvió a reclamar la aprobación del presupuesto de la Generalitat y el del gobierno de Pedro Sánchez porque esto supondría 390 millones de euros adicionales para Cataluña.

Lluís Salvadó, de ERC, indicó que no pueden apoyar los presupuestos del Estado tal como reclamaron socialistas y comuns por “el contexto de absoluta anormalidad”. Se refería por este contexto a la situación de los “presos políticos y los exiliados”. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad