Sánchez y Torra, en el encuentro celebrado en el Palacio de Pedralbes el 20 de diciembre de 2018. Foto: EFE/Andreu Dalmau

Sánchez y Torra acuerdan una reunión en breve

stop

Los presidentes conversan durante 7 minutos y se emplazan a una cita una vez se haya formado el Gobierno de España

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Sánchez y Torra, en el encuentro celebrado en el Palacio de Pedralbes el 20 de diciembre de 2018. Foto: EFE/Andreu Dalmau

de ( CET)

Pedro Sánchez y Quim Torra han mantenido esta mañana, sobre las 9.30 horas, una conversación de siete minutos que ha servido para emplazarse a una reunión en breve. 

Según la versión de Moncloa, el interés del presidente del Gobierno es "retomar el diálogo", puesto que tiene la "voluntad sincera de intentar arreglar el conflicto político en Cataluña"

Según el gabinete de comunicación de Torra, la charla telefónica fue "cordial" y el único resultado tangible fue que el presidente del Gobierno y el titular de la Generalitat acordaron mantener una reunión en breve, una vez Sánchez haya formado su consejo de ministros.

Esta cita debe servir, según Torra, para "encarrilar la mesa de negociación" entre Gobierno y Generalitat fruto del acuerdo de investidura entre PSOE y ERC. No hay lugar determinado para la cita, que podría celebrarse o bien en Madrid o bien en Barcelona.

Conversación antes del veredicto del Supremo

La conversación entre ambos presidentes se ha producido antes de que el Tribunal Supremo se pronuncie este jueves sobre la inhabilitación de Torra como diputado en el Parlament de Cataluña ordenada por la Junta Electoral Central (JEC). Torra reclama al Supremo que suspenda de manera urgente esta decisión de la JEC.

El Supremo también debe pronunciarse este jueves sobre la situación de Oriol Junqueras, que reclama su puesta en libertad para tomar posesión de su acta como eurodiputado.

La sala de lo Penal del Supremo debe resolver el caso de Junqueras mientras que la sala de los Contencioso debe determinar qué ocurre con el acta de diputado de Torra, ya que según algunas interpretaciones su inhabilitación como parlamentario significaría su destitución como presidente de la Generalitat.

Cabe recordar que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) condenó a Torra a un año y medio de inhabilitación por desobediencia al mantener los lazos amarillos en el balcón de la Generalitat, aunque la sentencia es recurrible. La Junta Electoral Central se basó en esta sentencia para determinar su inhabilitación y Torra la ha llevado ante el Supremo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad